Home Espectáculos “Nueve vidas”, de Rodrigo García, retratos de mujeres agobiadas
Espectáculos - March 28, 2006

“Nueve vidas”, de Rodrigo García, retratos de mujeres agobiadas

El hijo de Gabriel
García Márquez
 Foto: Azteca21

Por Javier Pérez
Reportero Azteca 21

Guadalajara, Jalisco, 26 de marzo. El tercer largometraje del realizador Rodrigo García (hijo de
Gabriel García Márquez), “Nueve vidas” (EU, 2005) es, a todas luces, una propuesta arriesgada. Y no sólo por la siempre difícil aceptación que tienen las historias protagonizadas por mujeres en el cine estadounidense (las nueve historias que componen su filme están protagonizadas por mujeres agobiadas por su realidad), sino también por su narrativa cinematográfica.

La elección del plano secuencia para la realización decada uno de los nueve relatos, los inicios y
rompimientos bruscos de cada segmento, los close-ups y large shots obligados por la elección de la toma sin cortes, son parte de una estructura cinematográfica cuyos recursos estilísticos exigen tanto a actorescomo realizadores (cineasta, fotógrafo, iluminadores, etcétera).

Y el público no debe quedarse atrás. Las historias no terminan ni empiezan. De hecho, son como pequeños vistazos en tiempo real (entre diez y doce minutos cada una) en la vida de estos personajes femeninos. Según ha declarado el propio García, le interesaba crear la sensación de estar viendo por un momento a través de una ventana.

Quizá no tan contundente como se esperaba, y sí un tanto irregular, “Nueve vidas” es una película de momentos e intensidades; de crudeza, frustración y soledad; de tristeza, incomunicación y odio, aunque también estén por ahí la esperanza y la recapacitación.

A momentos de intensa carga dramática que pueden inferirse por el contexto de la situación –como la parte final del episodio de la presidiaria (Elpidia Carrillo) o el reencuentro de los ex en el súper (Jason Isaacs y Robin Wright Penn robándose la película) o el de la mujer a punto de ser operada (Kathy Baker) o el de la muchacha (Amanda Seyfried) que lidia con la inmadurez de sus viejos padres– se contraponen otros que francamente terminan perdidos en el olvido –la pareja en el motel (Sissy Spacek y Aidan Quinn), la pareja en declive (Holly Hunter) y el de la mujer (Amy Brenneman) que llega al velorio de la mujer de su ex esposo– .

A medio camino se quedaron el de la chica (Lisa Gay Hamilton) que quiere arreglar su tormentosa relación con su padre y el ambiguo relato fantasmagórico de la mujer (Glenn Close) que llega a visitar la tumba de su hija (Dakota Fanning), fallecida de niña.

Habrá que decirlo. García (director de “Con tan sólo mirarla”) se destapa como un autor (dirige y escribe sus películas) a quien le agradan los retos. “Nueve vidas” (producida, por cierto, por Alejandro González Iñárritu) está ahí para comprobarlo.

Comentarios a esta nota: Reportero Azteca21

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *