Home Espectáculos Alejandro Fernández impone récord de asistencia en el Zócalo capitalino
Espectáculos - March 21, 2006

Alejandro Fernández impone récord de asistencia en el Zócalo capitalino

 Una de las figuras más
representativas de la música
vernácula, recibió a la primavera
en el Zócalo capitalino.
Foto: Internet

México, D.F., 21 de Marzo del 2006.- El cantante mexicano Alejandro Fernández, una de las figuras más representativas de la música vernácula, recibió a la primavera en el Zócalo capitalino ante miles de personas que disfrutaron del concierto gratuito que ofreció durante casi tres horas y en el que interpretó cerca de 50 temas.

Según el Gobierno del Distrito Federal (GDF), El Potrillo rompió el récord de asistencia que en junio de 2005 impuso el grupo mexicano Café Tacvba, con 170 mil personas, también mediante un recital, ya que ahora el intérprete congregó a 175 mil individuos, aunque cifras extraoficiales reportaron sólo 100 mil.

En el concierto titulado Noche de primavera el público no sólo se concentró en la explanada de la Plaza de la Constitución y en el interior de los edificios y monumentos históricos más importantes del Centro Histórico, sino también en las calles de 20 de Noviembre, 5 de Febrero, 5 de Mayo, Francisco I. Madero y Pino Suárez.

Aunque lejos del escenario, pero muy cerca gracias al uso de binoculares, cámaras de video y fotográficas, ese público versátil, compuesto por personas adultas, jóvenes y niños se emocionó y vibró de principio a fin ante su ídolo, con el mismo entusiasmo como si se encontraran en primera fila.

Precisamente quienes lograron un lugar privilegiado en el espectáculo fue porque acamparon desde el domingo a temprana hora con el fin de atestiguar a detalle la primera presentación gratuita que Alejandro Fernández ofreció la noche de este lunes en el Zócalo.

Enmarcado por la majestuosa Catedral Metropolitana, en el escenario, en donde también han actuado con éxito otros exponentes de la música como Chayanne, Robbie Williams, Maná y Juan Gabriel, el hijo de Vicente Fernández demostró ser profeta en su tierra.

A las 20:15 horas inició su espectáculo y en compañía del mariachi, compuesto por 11 elementos y su orquesta conformada por ocho músicos y dos coristas, El Potrillo primero colocó su voz en un popurrí que rindió tributo a su tierra natal, Guadalajara, y concluyó con "México lindo y querido".

Ataviado con un traje de charro azul marino, Fernández dedicó al público cada uno de los temas de su repertorio, como muestra de agradecimiento por el apoyo brindado durante 2005, año que calificó como uno de los mejores de su vida.

"Muchas gracias, buenas noches DF, ¿cómo están? Me da gusto finalmente estar aquí con todos ustedes, sobre todo por todo lo que me ha pasado en este año.

Quiero agradecerles, porque cada cosa la hago por mi pueblo, mi gente y mi país. ­

Ustedes son mi motor!", expresó a sus fans. La potencia de la voz del cantante alcanzó cada rincón del Zócalo y tuvo como testigos mudos a los viejos edificios que lo circundan: el Palacio Nacional, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el Sagrario Metropolitano, la sede del gobierno capitalino y las ruinas del Templo Mayor.

El dominio escénico del cantante, quien alternaba las letras de sus canciones con rítmicos y sensuales movimientos, fue apreciado por la multitud, que no perdió detalle gracias a las tres pantallas gigantes que se colocaron en medio y a los costados del templete.

Con diversos cambios de vestuario, incluyendo su típico traje de cuero, El Potrillo mostró su imponente figura, misma que ha logrado forjar a la par de su consolidación como intérprete de música ranchera, principalmente.

En las dos horas y 40 minutos que duró su concierto la voz, el sentimiento, la picardía y sobre todo el romanticismo del artista se hizo notar en clásicos de su repertorio.

"Nube viajera", "Loco", "No", "Como quien pierde una estrella", "Te lo digo de frente", "Quiéreme", "Tantita pena", "Niña amada mía", "Si he sabido amor", "Qué lástima", "Si tú supieras", "Abrázame" y "Simplemente nadie", fueron algunas de las melodías que puso a consideración.

Pero también entonó popurrís en los cuales rindió homenaje a los cantautores José Alfredo Jiménez (1925-1973), Agustín Lara (1900-1970) y Juan Gabriel, así como a su padre Vicente Fernández, mientras que imágenes de los referidos se proyectaban en las pantallas.

Poco antes de las 23:00 horas, luego de tres intentos de despedida, Alejandro Fernández tras entonar "El potrillo ya se va", abandonó el escenario no sin antes decirle a su público: "Un fuerte aplauso para todos ustedes, vamos a seguir luchando para lograr mucho más, mientras ustedes me apoyen; que Dios los bendiga."

De acuerdo con la Secretaría de Seguridad Pública capitalina (SSP), unos dos mil elementos, entre policías preventivos y de protección civil resguardaron la integridad de los asistentes al concierto, que originó cortes viales en las calles aledañas y conflictos sobre el Eje Central y la avenida Izazaga.

Asimismo, la SSP-DF reportó saldo blanco de detenidos o extraviados, en tanto que personal médico informó que poco más de 100 personas fueron atendidas por insolación, hipotermia o desmayos. (Notimex)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *