Home Buenas Noticias Los antiguos pobladores de Teotihuacan hacían un excelente manejo del agua
Buenas Noticias - March 16, 2006

Los antiguos pobladores de Teotihuacan hacían un excelente manejo del agua

Sistemas de drenaje encontrados
sobre la Calzada de los Muertos.
Foto: Internet

México, D.F., 16 de Marzo de 2006.- Los antiguos pobladores de la ciudad prehispánica de Teotihuacan ya tenían un sistema "completo y complejo" de separación de las aguas de lluvia, las potables y las "negras" o desagües, lo que habla del grado de civilización en el que vivían, señaló el arqueólogo Alejandro Sarabia, investigador de la zona.

En entrevista con Notimex, el especialista destacó que en las exploraciones que se han realizado en el sitio, "hemos encontrado que los sistemas de drenaje y desagües en la ciudad eran muy complicados y completos y cuando menos sobre la Calzada de los Muertos (que une los principales edificios), estaban separando las aguas de lluvia con las aguas usadas".

El agua que ya había sido utilizada, explicó, "era separada de las zonas habitacionales que había en torno a ella, quizás pasará lo mismo con otros lugares, aunque lo que sí es seguro es que existía un sistema de aguas y drenaje muy complicados y que era muy interesantes".

Los arqueólogos, de acuerdo con Sarabia, han podido localizar en la extensa "Ciudad de los Dioses" pozos de alrededor de 11 metros, donde los antiguos pobladores almacenaban el agua que utilizaban, lo cual dijo "era relativamente fácil, pues tenían acceso al agua potable a través de los ríos que pasan sobre la ciudad".

Los ríos siguen existiendo, aunque ya no llevan agua todo el año, son los de San Juan y San Lorenzo, así como el Huixcoloco, los cuales, precisó, "cruzan de este a oeste la ciudad de Teotihuacan y que seguramente son los mismos de aquella época".

En su etapa de desarrollo, ubicada por los especialistas entre el 200 antes de Cristo y el 900 de nuestra Era, dijo "cada complejo arquitectónico tenía funciones especificas, algunas eran para vivir, otras para eventos públicos", por lo que cada espacio debió contar con las medidas necesarias de suministro del vital líquido.

En la Pirámide del Sol, por ejemplo explicó, "en donde la gente no vivía y sólo se requería agua quizá para uso, eran cantidades diferentes, cada edificio tenía sus propias necesidades".

Respecto a la liberación del desagüe, cuya estructura de salida había sido construido en los principales puntos de la ciudad, Sarabia dijo que éste "llegaba a los ríos principales, al sureste de la ciudad, los cuales desembocaban naturalmente en el Lago de Texcoco".

El organizado sistema de división de las aguas utilizadas en Teotihuacan, señaló además se sumaba a la veneración existente en toda Mesoámerica hacia las deidades asociadas con el agua.

"Sabemos, dijo, que hay una deidad de la lluvia y el trueno y quizás, aunque no estamos seguros, que habría otra deidad de las aguas corrientes que abarcaba los ríos o manantiales, además hay representaciones de elementos acuáticos en la arquitectura o en la pintura mural, lo que nos dice que seguramente fue muy importante".

No obstante lo que hasta el momento se conoce, los especialistas no han podido determinar, se las referencias al agua, "tenían que ver con su culto o como recurso y del control de este bien social, como recurso es muy importante, pero no sabemos hasta que punto era asociado con deidades y todo lo que podría conllevar".

La zona arqueológica de Teotihuacan, está situado en un valle, a 45 kilómetros de la Ciudad de México, en el área que fue poblada desde épocas remotas, inició la construcción de su centro ceremonial en el siglo I antes de Cristo, el cual se compone por las pirámides del Sol y de la Luna, además de templos y plataformas distribuidas a lo largo de la larga Calzada de los Muertos (de aproximadamente 2 kilómetros). (Notimex)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *