Home Por la Espiral El paraíso de la Banca
Por la Espiral - March 9, 2006

El paraíso de la Banca

Por la espiral
Claudia Luna Palencia

-El paraíso de la Banca
-Les fue bien este sexenio
-Extranjeros administran 83% activos

En el sexenio del presidente Ernesto Zedillo Ponce de León, el de las horas bajas para la actividad bancaria en el país, se suscitó un reacomodo del sistema financiero mediante el predominio del capital extranjero erigido en “rescatador” de los bancos quebrados, y se llevaron a cabo decisiones de salvamento de las instituciones de crédito con un cheque en blanco endosado al bolsillo de los mexicanos, herederos del Fobaproa, y sus consecuencias generacionales.
 Fueron seis años de sabores amargos, de deudores imposibilitados por tasas superiores al 90%; de otros más que se sumaron a la vorágine para ver qué sacaban de provecho; de la aparición de lidercillos de grupos de deudores; de la implementación de un programa, tras otro, para tratar de regularizar a los morosos en créditos hipotecarios; de la recurrente intervención de bancos por parte de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (representada por Eduardo Fernández), más para prepararlos a la venta que para tratar de rescatarlos; del trato extraño a instituciones como Serfin con  seis inyecciones de capital; y de una mano de la justicia que no aplicó por igual para los dueños de bancos señalados por operaciones dudosas.
 Con el paso del tiempo fuimos  testigos de cómo, uno por uno, cada banco cayó en manos de extranjeros. Las cosas llegaron a su límite cuando se perdieron los dos bancos de mayor raigambre en el país: primero se inició la venta de  Bancomer al español Bilbao Vizcaya en mayo de 2000; después sucedió lo inimaginable en los albores del sexenio del presidente Vicente Fox, con el anuncio en junio de 2001 de la venta de Banamex, operación  formalizada en agosto del mismo año a favor del conglomerado estadounidense Citigroup-Citibank tras pagar 12 mil 500 millones de dólares a un selecto circulo de accionistas.
 Fue el preludio de una nueva etapa de consolidación, auge y predominio del capital privado, esencialmente foráneo.
 En el sexenio del presidente Fox les ha ido de maravilla a los  extranjeros dueños de los bancos, tienen un paraíso perfecto donde cada día  engordan las billeteras con utilidades apuntaladas por el margen financiero y el aumento en las comisiones.
No hay autoridad alguna que los sancione, o bien que defienda a cabalidad los derechos de los consumidores, de los clientes de unas instituciones de crédito incapaces de cuidar por la protección del dinero de los ahorradores.  ¿Quién responde por los fraudes que emanan desde adentro de las sucursales en detrimento de los cuentahabientes?
 Seis años en el edén y no podemos olvidar que también en esta administración hay empresarios pródigos que se hicieron más ricos, un análisis digno de mayor amplitud en próximas entregas.
 Con Fox se puso el punto final a la extranjerización del sistema de pagos en el país, no estuvimos exentos de escándalos (recuérdese el caso BBVA-Bancomer con los fondos de pensiones ocultos, la línea de investigación de lavado de dinero y de posibles sobornos del conglomerado español hacia políticos de la región de América Latina para obtener facilidades para comprar bancos principales); de igual forma, sorpresivamente, la Secretaría de Hacienda otorgó una concesión a Elektra de Ricardo Salinas Pliego, para operar Banco Azteca, cuando uno de los argumentos centrales de los supervisores fue el de cuidar con prudencia el negocio bancario en el país para evitar repetir los errores del pasado.
 Otro dato, para que la memoria no falle, es el de la exención de impuestos que la Secretaría de Hacienda concedió a Roberto Hernández para vender Banamex a Citigroup-Citibank.
 Además, en estos seis años, la justicia siguió huérfana. Ninguna sanción, ni siquiera la moral, contra ex banqueros como Carlos Cabal Peniche, Ángel Isidoro Rodríguez, y otros más, que forman parte de la pléyade del Jet Set mexicano y que siguen haciendo negocios como si nada hubiera pasado. No olvidar tampoco la salida  de la cárcel –casi silenciosa-, de Jorge Lankenau Rocha, ex dueño del Grupo Financiero Ábaco Confia, a quién en 1999 entrevisté por espacio de cuatro horas en la cárcel de Topo Chico en Monterrey, Nuevo León, para un especial del periódico México Hoy.
 Mal no les ha ido a los personajes que formaron parte de la telenovela de la quiebra bancaria. Todos son listos, hicieron negocios, buen dinero, están libres y los lidercillos de los grupos de deudores ya hasta fueron legisladores y alguno que otro vocero del PRD.
A COLACIÓN
 La danza de los números millonarios proviene de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) en el reporte más reciente de la situación de la banca múltiple al cuarto trimestre de 2005: “Las utilidades de la banca múltiple crecieron un 83.04%, ascendiendo a 47 mil 999 millones de pesos al cierre de 20005”.
 Buena parte de las ganancias fueron resultado del crecimiento anual en 24.58% del margen financiero acumulado que ascendió a 134 mil 979 millones de pesos, producto del aumento en los ingresos por intereses y  a la disminución de los gastos por intereses, así como del incremento de  22.26% de los ingresos no financieros.
 Las comisiones netas crecieron a 45 mil 101 millones de pesos con lo que arrojaron un aumento de 6.54% acumulado a nivel anual. Las comisiones representaron en los ingresos totales netos el 23.26 por ciento.
 La banca múltiple, conformada por  una mayoría de instituciones que pertenecen a matrices extranjeras, tiene activos a diciembre pasado por dos mil 248 millones 374 mil pesos, de los que el 83% son administrados por bancos extranjeros.
Es innegable el grado de dominancia del capital foráneo en el sistema de pagos, un  aspecto que deber ser analizado a profundidad por la Comisión Federal de Competencia, obligada por naturaleza a evitar  que se atenten contra las fuerzas del mercado.
 Hay rubros donde el funcionamiento bancario responde al de un oligopolio, tal es el caso de la captación (exigibilidad inmediata más documentos a plazo más bonos bancarios en circulación más interbancario), aquí encontramos a cuatro instituciones que poseen el 77% de la captación de los ahorros del sistema: BBVA Bancomer con 432 mil 774.95 millones de pesos; Banamex con 332 mil 082.08 millones de pesos; Santander Serfin con 266 mil 228.01 millones de pesos; y HSBC con  203 mil 828. 18 millones de pesos.
 Y si le vamos hurgando a los números estadísticos que concentra la CNBV encontraremos muchos aspectos dignos de llamar la atención de las autoridades supervisoras, de Hacienda, y la Comisión Federal de Competencia.
Agradezco sus comentarios a:claulunpalencia@yahoo.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *