Home Por la Espiral Declaración anual, a tiempo
Por la Espiral - February 22, 2006

Declaración anual, a tiempo

 Por la espiral
Claudia Luna Palencia

-Declaración anual, a tiempo
-Deducción de intereses hipotecarios
-Reunir toda la documentación

 Tanto las personas morales y físicas deben presentar en tiempo y forma la declaración anual para evitar cualquier contrariedad que derive de una investigación o de una sanción proveniente del Sistema de Administración Tributaria (SAT).
Las personas morales tienen un plazo que comprende, de enero a marzo de 2006, para disponer de la declaración anual. El SAT señala que en este caso las personas morales necesitarán la siguiente información para la declaración anual: 1) Estado de posición financiera (balance general). 2) Estado de resultados. 3) Conciliación contable-fiscal. 4) Pagos provisionales efectuados en el año 2005 por los impuestos a que esté sujeto
 Para las personas físicas,  la declaración anual tiene como fecha estipulada el mes de abril, así es que resta todo un mes para reunir la documentación pertinente.
 Si usted amigo lector, el año pasado comenzó a percibir una serie de ingresos por la  realización de diversas actividades –por que decidió trabajar por su cuenta-, y tiene la duda de si le corresponde la  declaración anual, le comento que por Ley están obligadas las siguientes personas físicas: 1) Quienes percibieron ingresos por honorarios. 2) Por la renta de bienes inmuebles. 3) Por la realización de actividades empresariales como son las comerciales, industriales, agrícolas, ganaderas, silvícola, de pesca, y de autotransporte, excepto las que tributen en el Régimen de Pequeños Contribuyentes.  4) Por la venta de bienes. 5) Por la compra de bienes.
 Además hay que presentar declaración anual, cuando la persona obtiene ingresos por  concepto de salarios de personas no obligadas a efectuar las retenciones, como son los organismos internacionales y los Estados extranjeros: o bien por ingresos anuales por concepto de salarios y en general por la prestación de un servicio personal subordinado, que exceda de trescientos mil pesos.
 También deben presentar declaración anual, las personas físicas que en 2005 obtuvieron ingresos por intereses reales superiores a cien mil pesos; quienes además de los intereses, percibieron ingresos por otros conceptos, por ejemplo: prestar servicios profesionales o arrendar bienes inmuebles, sin importar el monto de cada uno o la suma; lo mismo para aquellas personas que recibieron intereses y salarios, y la suma de ambos excede los trescientos mil pesos, sin importar el monto por cada uno de dichos conceptos.
Tampoco se escapan de la declaración anual, las personas que el año pasado obtuvieron recursos por deudas condonadas por el acreedor o pagadas por otra persona, los que procedan de inversiones en el extranjero, los percibidos por intereses moratorios, y por penas convencionales, etc.
A COLACIÓN
 En la papelería necesaria para la declaración, la persona debe considerar, los comprobantes de sus gastos o deducciones personales con los requisitos fiscales, únicamente del ejercicio  de 2005 (favor de no mezclar facturas ni recibos de honorarios de otros años).
Se podrán presentar las facturas por gastos de honorarios médicos, dentales y gastos hospitalarios; por gastos funerarios; por pago de primas de seguros de gastos médicos; intereses reales por créditos hipotecarios;  donativos; aportaciones voluntarias; transporte escolar obligatorio para los hijos o nietos; y deducciones relacionadas con su actividad.
 Una persona por honorarios, que debe comprobar la fuente de sus ingresos y el destino de sus gastos ante Hacienda, tendrá  derecho a deducir los gastos, compras o inversiones realizadas para el desarrollo de su actividad.
SERPIENTES Y ESCALERAS
 Con el “boom” de la vivienda en México y de los créditos hipotecarios, si usted amigo lector contrató el año pasado un crédito hipotecario con alguna institución bancaria, y es persona física, le recuerdo de una concesión muy importante: en su declaración anual podrá considerar como una deducción personal, los “intereses reales” devengados y efectivamente pagados durante el ejercicio por concepto de créditos hipotecarios.
Lo anterior es aplicable únicamente para aquellos créditos hipotecarios destinados a la adquisición, construcción y/o remodelación de casa habitación, al igual que para créditos hipotecarios orientados al pago de pasivos que anteriormente hubiesen sido contratados para la adquisición, construcción y/o remodelación de casa habitación.
El interés real se constituye por aquellos intereses devengados y pagados durante 2005, los cuales exceden la inflación ocurrida en dicho periodo.
El monto del interés real se determina restando de los intereses devengados y pagados durante el ejercicio de 2005, el monto del ajuste anual por inflación del periodo de pago de los intereses. El resultado será el “interés real”. El monto denominado “interés real” puede considerarse como una deducción personal, para determinar la base gravable del ISR, en los términos de la legislación fiscal.
 El banco donde el cliente contrató el crédito deberá enviar a la casa del deudor hipotecario una constancia anual de intereses devengados y pagados de créditos hipotecarios destinados a casa habitación.   Esa constancia irá anexada a la declaración anual.
 Le recomiendo no desperdiciar el beneficio de la deducción de los intereses reales derivados de los créditos hipotecarios. La deducibilidad será efectiva para aquellos créditos otorgados durante 2005 que no hubieran excedido de un millón quinientas mil unidades de inversión o el equivalente en moneda nacional a cinco millones trescientos dos mil setenta y cuatro pesos.
De igual forma, las  personas físicas con ahorros o inversiones en el sistema financiero mexicano, recibirán de los bancos o los intermediarios donde tengan contrato, una constancia de percepciones y retenciones por intereses en el periodo que ampara de enero de 2005 a diciembre del mismo año. Esta constancia se incluirá también en la declaración.
Por último, en la medida en que usted tenga todo en orden, perfectamente llenado, requisitado y con los soportes correspondientes podrá, además de cumplir, obtener sin ningún problema una devolución de impuestos en caso de tener saldo a favor.
Para que Hacienda no le ponga obstáculos, no olvide que en los formatos de la declaración le pedirán la CLABE bancaria a 18 posiciones, para devolver el saldo a favor. Si usted no la conoce o bien se le olvidó, todavía está a tiempo de preguntarla a su banco.
Sólo nos resta ir a cumplir con Hacienda.
Agradezco sus comentarios a:
claulunpalencia@yahoo.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *