Home Por la Espiral Seguridad y nuevas áreas de negocio
Por la Espiral - February 14, 2006

Seguridad y nuevas áreas de negocio

Por la espiral
Claudia Luna Palencia

-Seguridad y nuevas áreas de negocio
-La moda blindada de Caballero
-Es global la búsqueda de protección

En la columna publicada el día miércoles 02 de marzo de 2005 escribimos acerca de la llegada a México de la ropa blindada confeccionada por Miguel Caballero quien contactó a POR LA ESPIRAL a través de sus agentes en el país.
 Casi un año después de algunos problemas, buscar la mejor ubicación para su tienda, sondear las necesidades de cierto sector de la población con poder adquisitivo, y tras muchos avatares entre su equipo de representantes, Caballero decidió establecer en la ciudad de México la  primera tienda de ropa blindada posponiendo, por el momento, toda intención de hacer lo mismo para Guadalajara y Monterrey.
 Aunque todavía no hay fecha precisa para la inauguración -dado que se deben ultimar varios detalles-, el modisto colombiano tiene como meta comenzar a trabajar en la exclusiva zona de  Polanco entre el segundo y tercer trimestre del año cumpliendo con estrictas normas de confidencialidad de los clientes que lo visiten.
 Hace algunos días,  Caballero llegó a México para participar en la Expo  “Las Américas Security Show" donde se anuncian diversas empresas con productos relacionados con la seguridad, un negocio en  tendencia a nivel global donde las ideas para la protección personal y familiar en el cuidado de la integridad física y de los bienes materiales están desatando una ola de creatividad tecnológica que abre un importante nicho de comercialización.
 En las próximas décadas las empresas dedicadas al concepto integral de seguridad tendrán una amplia demanda. En muchos países proliferan toda clase de productos y servicios inimaginables hasta hace poco, como el rastreo satelital.
 Por ejemplo, en Japón además de la ropa blindada para adultos, se venden productos para proveer de seguridad a los niños y niñas nipones mediante la confección de ropa blindada y de rastreadores satelitales.
 En este país asiático han surgido empresas como la compañía Madres Inc. orientada a la protección de los pequeños mediante la fabricación de prendas de vestir de alta resistencia, además de proporcionar servicios de guardaespaldas.
 Secom, otra empresa nipona, desarrolló el “Kokosecom” un dispositivo con un sistema mixto de GPS y teléfono móvil útil para mantener localizados a los menores y a cualquier persona que lo porte.
El servicio por suscripción cuesta ocho dólares mensuales y puede ser instalado en los uniformes y mochilas, incluso sin que los infantes conozcan la ubicación.
En tanto en Asia suceden este tipo de extrañas innovaciones, en América Latina el caso de Miguel Caballero con la ropa blindada representa un segmento de atención que hasta hace algunos años estaba delimitado para los coches y los vidrios.
En los últimos tres años y medio, la empresa del modisto colombiano logró exportar más de 24 mil prendas blindadas a un total de once países, entre ellos Irak.
La fabricación de ropa antibala, blindada y de seguridad, es un negocio que cada día cobra mayor popularidad en un mundo contaminado por células terroristas, grupos facciosos y la violencia con fines desestabilizadores.
El nicho de comercialización dirigido originalmente a hombres y mujeres con una profesión pública importante como presidentes, políticos o empresarios, se ha generalizado en la medida en que la inseguridad vulnera al ciudadano común.
La ropa de Miguel Caballero Ltda está confeccionada con productos antibala y antifragmentación que tienen como finalidad primordial la protección personal del portador de la prenda o las prendas.
El material utilizado cumple con una serie de normativas exigentes en materias de seguridad blindada (NIJ 0101.04) y de calidad (ISO 9001), además de pruebas de resistencia balística.
Hace 12 años el modisto bogotano ingenió un negocio fruto de la inseguridad que se vivía en su país: fabricar ropa blindada. El reto era lograr un producto con altas especificaciones en diseño y por supuesto en seguridad.
En el taller de Caballero se confeccionan desde una guayabera para un político de tierra tropical hasta calzoncillos contra puñales de acero; sacos de cuero; trajes para diario, de gala y smoking. Para las damas diseña todo tipo de vestidos (de día o de noche), pantalones, blusas, abrigos y chaquetas. Igualmente existe una línea para niños y niñas con confecciones blindadas.
La ropa tiene una amplia gama de modelos y de resistencias balísticas. Por 500 dólares un cliente puede adquirir una campera (en México lo conocemos como camisa) "nivel uno" que desviará las balas de armas pequeñas. Por 800 dólares los clientes pueden adquirir una campera con protección de "nivel cuatro" contra armas de grueso calibre como las ametralladoras  de nueve milímetros.
La variedad de opciones es un atractivo adicional: la empresa tiene un portafolio de productos diseñado a la necesidad específica del cliente en cuanto a colores, materiales y en el nivel de blindaje básicamente ofrece tres líneas: “Platinum”, dirigida a presidentes, dignatarios, empresarios, diplomáticos y altos ejecutivos; “Gold”, para cuerpos de seguridad, escoltas y guardaespaldas; y “‘Classic”, para fuerzas armadas.
El peso de las prendas es increíble desde 1.2 kilos hasta 2.5 kilos como máximo, dependiendo del nivel de blindaje.
A COLACIÓN
 Es terrible reconocer que vivamos en una vorágine donde parece que no hay rincón de resguardo en el mundo. Las empresas que surgen en el área de la protección y seguridad lo hacen igualmente en Colombia, México, España, Argentina que en la India, Australia o Japón.
 La industria del crimen está fomentando el surgimiento paralelo de la industria de la seguridad que aparentemente arrancó con cierto elitismo y selectividad, no obstante, en la medida en que la violencia gana rincones en robos y secuestros se suscita la masificación de los servicios y los productos de protección.
 Si usted amable lector posee  buenas ideas al respecto de cómo contener y ganarle la batalla a la industria del crimen, tiene en sus manos un nicho potencial que puede resultarle en una empresa exitosa.
Creo que la aplicación de la tecnología es y será clave para los propósitos del cuidado personal. Hay bastante de la parte del rastreo satelital que no se ha potenciado porque el área de atención son los vehículos, pero sería importantísimo implementarlo para las personas en la prevención anti secuestros.
Para explorar cualquier aspecto empresarial relacionado con los sistemas radial-celular-satelital y la localización GPS se debe establecer contacto directamente con la Cofetel.
Agradezco sus comentarios a:claulunpalencia@yahoo.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *