Home Política El Presidente Fox asegura que no habrá crisis el 2 de julio, ni año de Hidalgo en su gobierno
Política - February 13, 2006

El Presidente Fox asegura que no habrá crisis el 2 de julio, ni año de Hidalgo en su gobierno

Que las familias deben sopesar
muy bien su decisión a la hora de votar.
Foto: Internet

Ciudad de México.- 13 de Febrero de 2006.- El presidente Vicente Fox aclaró que nada le preocupa de la elección del 2 de julio próximo  y confió en que el pueblo de México tome una buena decisión, informada, objetiva y analizando qué es bueno para el país, sus familias y sus hijos.

Rechazó que vaya a tener injerencia en la elección de julio próximo o que tenga las manos metidas en el proceso, y reiteró que no opinará sobre las estrategias de los candidatos quienes están en su derecho de hacer y decir.

 "Mi preocupación es que el pueblo de México tome una buena decisión, una decisión informada, una decisión objetiva, viendo y analizando que no se vaya por la borda o por la carrera o cosas de esas, sino realmente que mida qué es bueno para el país, para su familia, para sus hijos", dijo a Joaquín López Dóriga en entrevista radiofónica.

El mandatario garantizó que no habrá crisis, devaluaciones o quebrantos de fin de sexenio, y reiteró que nada le preocupa de la jornada del 2 de julio aunque no deja de escuchar "por ahí" una visión totalmente antidemocrática de que "si me ganan con un voto, con tres votos, a la mera hora no voy a aceptar ese resultado".

Expuso que 2006 será un año con estabilidad política, económica y social, dijo tener mucha confianza en el IFE y en el Tribunal Electoral y "debo de tener confianza en los candidatos, que van a respetar la ley y van a cumplir sus responsabilidades, lo mismo en los partidos políticos".

Aclaró que no le preocupa que gane el candidato de la coalición Por el Bien de Todos, Andrés Manuel López Obrador, y aceptó -ante una pregunta- que le encantaría un triunfo del abanderado del PAN, Felipe Calderón, pues "ciertamente es el candidato de mi partido, (y) mal haría yo en ser chaquetero y decir que no lo conozco".

Explicó, no obstante, que ello no quiere decir que eche porras a ese candidato, que ande viendo qué hace y qué no hace, o que conjunte spots como se dice por ahí; "no hay tal y la gente está pudiendo observar eso".

Aseguró que el 2 de julio hará el reconocimiento absoluto y total a quien el Instituto Federal Electoral (IFE) designe ganador, el cual tendrá todo su respaldo, su aplauso democrático y la entrega en materia de gobierno entre esa fecha y el 1 de diciembre.

Insistió en su preocupación de que el pueblo tome una buena decisión y la gente sepa que más vale paso que dure y no trote que canse, no hay varitas mágicas y no las ha habido en ningún país, pues el desarrollo se logra con base en esfuerzo, trabajo y perseverancia.

Explicó que las campañas y los tiempos electorales no deben influir en su administración pues no quiere que se detenga la marcha del gobierno, además de que el país ha sido sabio en designar al IFE y al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) para conducir el proceso electoral.

Ratificó su confianza en esos organismos y se comprometió a no permitir de ninguna manera el uso de programas, recursos o tiempos de trabajo para propósitos electorales dentro del gobierno.

No habrá año de Hidalgo y todos los funcionarios están advertidos de que "el que meta la mano va a pagar las consecuencias", pues a cambio se hará un año bueno, con un crecimiento de 3.5 por ciento y generación de empleos.

Negó que sus críticas al populismo tengan dedicatoria a algún candidato, pues "no he puesto ni nombres ni apellidos, ni los voy a poner; repito: no tendré injerencia alguna en el proceso electoral y lo que hago es informar a los ciudadanos de lo que hacemos como gobierno".

Precisó que defiende la política social que ha seguido su administración y el modelo económico, porque está dando resultados y el único interés es que la ciudadanía tenga claro lo que significa la disciplina presupuestal.

Hace 30 años, recordó, el país cayó en la trampa del exceso en el gasto y el endeudamiento, por lo que ahora "quiero defender lo que he visto que es bueno para México, lo que tiene sentido que continuemos haciendo, pero de ninguna manera ninguno de los candidatos tiene que ponerse el saco".

Detalló que cualquier candidato puede continuar los programas buenos "o el que no los quiera continuar que así lo afirme", y confesó que "yo seguí muchos buenos programas de (Ernesto) Zedillo, los continué y nos ha ido muy bien por ese camino".

 El mandatario ratificó su compromiso de trabajar con intensidad y lealtad hasta el 30 de noviembre, y dijo estar preparado para dejar la Presidencia de la República pues "no he sido apegado al hueso".

Agregó que espera recibir su pensión como ex mandatario pues ha sido el único que no ha "robado"; "yo sí la necesito porque regresar ahorita a buscar chamba está cañón".

Dejó ver su interés de ofrecer conferencias para con los recursos que pudiera allegarse apoyar a la Fundación Vamos México en la ayuda a los niños enfermos.

También sostuvo que son "historietas" las versiones de supuestos malos manejos financieros de los hijos de su esposa, Marta Sahagún, y que los señalamientos responden a propósitos electorales.

 "Lo que yo veo ahí son puros cuentos chinos", añadió al tiempo de subrayar que como Presidente de la República buscará la justicia y la verdad "trátese de quien se trate", porque es su convicción y su obligación.

Indicó que como padre de familia puede claramente decir que no es ajeno a lo que hace su familia, y "sé que todas estas historietas que les han inventado son con propósitos totalmente electorales".

Dijo tener plena confianza en los hijos de su esposa y en los suyos "y sé que no hay nada, así que le sigan buscando hasta cansarse, que no le van a encontrar". (Notimex)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *