Home Por la Espiral Donación para ahorro de energía
Por la Espiral - February 2, 2006

Donación para ahorro de energía

Por la espiral
Claudia Luna Palencia

-Donación para ahorro de energía
-Programa operado por NAFIN
-Reconocimiento al SNRTE de Euzkadi

A través del Banco Mundial, el Protocolo de Montreal donó a México 500 mil dólares con el objetivo de ampliar los alcances y cobertura de proyectos que permitan ahorrar energía eléctrica y propiciar el desarrollo sustentable a través de la eliminación de equipos que utilizan sustancias que agotan la capa de ozono.
Hasta la fecha, los recursos aplicados con este fin suman 1.6 millones de dólares, lo que ha permitido la ejecución de 18 proyectos en empresas en México dedicadas a diversas ramas que en sus instalaciones utilizaban equipos ineficientes en sistemas de enfriamiento de tipo central.
El convenio base para la donación de los recursos, así como el compromiso que se adquiere y en el que actúa Nacional Financiera  (NAFIN) como agente financiero, fue firmado por Timoteo Harris, director del Área Internacional de NAFIN; Alejandro del Río, presidente de la Cámara Nacional de Manufacturas Eléctricas (aparece como organismo fideicomitente); José Antonio Urteaga, subdirector de Programas del Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica (FIDE); y Agustín Sánchez Guevara, coordinador de la Unidad de Protección de la Capa de Ozono, de la Secretaría del Medio Ambiente.
El programa tiene como finalidad avanzar en la sustitución de los  equipos de enfriamiento de aire de tipo central, por otros que cumplen con las características de la eficiencia energética y la eliminación de sustancias que agotan la capa de ozono.
En México, el programa operado por NAFIN ha permitido evitar  más de 8 mil 500 kilogramos de gas refrigerante fluorocarbonado, cuyos efectos son altamente nocivos para la capa de ozono. Entre las empresas que se han beneficiado con esta reconversión se encuentran: el Instituto Tecnológico de Monterrey, Condominio Acero Monterrey, Industria Química del Istmo y los hoteles Flamingo Plaza y Palace Resort.
A COLACIÓN
 Vamos a requerir de más programas gubernamentales del tipo de NAFIN y un gran compromiso por parte de la iniciativa privada para lograr en México una industria comprometida con el desarrollo sostenible.
Hace algunos días, en Davos, Suiza surgió el anuncio de las  empresas que forman parte del Índice Global 100 dentro del cual no encontramos a ninguna empresa mexicana.
En esta lista, que se actualiza cada año, llama poderosamente la atención el reconocimiento a más de una docena de empresas orientadas a la producción de químicos, y otras dedicadas a la generación de combustibles, agua y electricidad, galardonadas por contar con procesos eficientes de producción; ser amigables con el ambiente; y socialmente responsables.
En la lista selecta están por ejemplo: Alcan Inc; Enbridge Inc; Novozymes A/S; BASF AG; BP PLC; Scottish & Southern Energy PLC; Severn Trent PLC; Kuraray Company Limited; Iberdrola S.A; ABB Limited; Alcoa Inc; FPL Group INC; Pinnacle West Capital Corp; y Schlumberger Limited.
En las nominaciones del  Global 100 de este año se incluyó, por primera vez, a Iberdrola, la compañía eléctrica española líder mundial en la potencia eólica instalada.
En México, Iberdrola es un participante potencial del mercado de generación eléctrica y energética. La empresa está presente por medio de la marca Iberdrola y de Iberinco, una filial de ingeniería y consultoría del grupo Iberdrola, que desarrolla una serie de contratos de la Comisión Federal de Electricidad  (CFE) para reforzar la infraestructura eléctrica.
Recientemente, Iberdrola -por medio de Iberinco-, se adjudicó la construcción de la infraestructura eléctrica asociada a un parque eólico que promueve junto a Gamesa en México por un importe de 6 millones de dólares.
Se trata de una obra de 18 kilómetros de línea de transmisión que une la subestación de Juchitán, con la ubicada en el nuevo parque eólico, denominado Venta II. El parque, de 83.3 megavatios de potencia se levanta en el estado de Oaxaca.
En México, la generación de energía eléctrica está compuesta de la siguiente manera: el 60% es de termoeléctricas; el 27% hidroeléctrica; el 7% carboeléctrica; el 3% nucleoeléctrica; el 2.10% geotermoeléctrica y 1.01% eólica.
Tenemos un rezago evidente en la exploración y utilización de las llamadas energías limpias, rubro en el que encontramos a la energía eólica, fuente de poder impulsada por la fuerza del  viento.
Entre las muchas ventajas de la energía eólica señalamos que: 1) Es una fuente de energía segura y renovable. 2) No produce emisiones a la atmósfera ni genera residuos, salvo los de la fabricación de los equipos y el aceite de los engranajes. 3) Permite aumentar la potencia instalada mediante la incorporación de nuevos módulos. 4) Tiene una vida útil superior a 20 años.
La energía eólica no contamina, es inagotable y frena el agotamiento de combustibles fósiles contribuyendo a evitar el cambio climático. Es una tecnología de aprovechamiento totalmente madura, y que en México tiene un gran potencial. Es cuestión de canalizar inversiones.
Desde mi punto de vista, es bueno que una  compañía eléctrica española, que figura en el Global 100, esté presente en México.
SERPIENTES Y ESCALERAS
Siguiendo con la línea empresarial, entre las sorpresas del mes de enero, en  Suiza, en la edición de The Public Eye on Davos, por vez primera se entregó un premio positivo y fue para México, propiamente para el Sindicato Nacional Revolucionario de Trabajadores de la Compañía Hulera Euzkadi (SNRTE), por  librar una campaña contra la conducta empresarial irresponsable.
Comparten este premio dos entidades civiles alemanas: Germanwatch y FIAN (Food First Information and Action Network), que colaboraron con el sindicato mexicano.
P.D.
Frontera contaminada y peligrosa, la de México y Estados Unidos. Vecinos que comparten más de tres mil 100 kilómetros, desde el Golfo de México hasta el Océano Pacífico, y 100 kilómetros a cada lado de la línea divisoria internacional. La región incluye grandes desiertos, muchas cordilleras, ríos, humedales, esteros y acuíferos compartidos.
La maquila en esta zona fronteriza, entre México y Estados Unidos, ha proliferado y con ella la contaminación se encuentra al orden del día.
En el marco de la Frontera 2012, quedarán inaugurados a partir de del 7 de febrero próximo una serie de encuentros y coloquios binacionales, México y Estados Unidos, para encontrar formulas de resolución a la problemática ambiental en la franja. El 7 de febrero comenzará  la reunión de políticas residuales, en Monterrey, Nuevo León.
Agradezco sus comentarios a:claulunpalencia@yahoo.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *