Home Política Bush confirma que desea que los inmigrantes trabajen de manera temporal, sin aprobar una amnistía
Política - January 23, 2006

Bush confirma que desea que los inmigrantes trabajen de manera temporal, sin aprobar una amnistía

El presidente estadounidense
 mantiene su postura
 Foto: Internet

Washington, DC.- 23 de enero del 2006.- El presidente George W. Bush reafirmó hoy que para ordenar el flujo de inmigrantes laborales a Estados Unidos desea un programa que contemple el trabajo temporal, excluya la amnistía, elimine el coyotismo e imponga sanciones a quienes contraten a indocumentados.

Pero a diferencia del pasado en que dijo que la temporalidad duraría tres años renovables por un periodo más, esta vez dejó en manos del Congreso la potestad de fijar esa duración.

“Es humano decirle a una persona: ‘Tú estás haciendo un trabajo que nadie más haría, aquí está tu tarjeta temporal para que puedas trabajar’ “, declaró Bush en un auditorio de la Universidad del Estado de Kansas contestando preguntas después de hablar sobre su política contra el terrorismo.

Dijo que cuando planteó su propuesta de inmigración hace 25 meses, muchos entendieron que la temporalidad era una forma de amnistiar a más de 11 millones de inmigrantes que trabajan ilegalmente en Estados Unidos.

Bush dijo que “ese no es el caso” y que la amnistía tentaría a millones más para ingresar a Estados Unidos burlando las leyes.

Indicó que el tiempo de permanencia de quienes reciban la tarjeta “dependerá de las acciones del Congreso”, pero calificó como “concebible” un periodo de tres años con una renovación.

Los comentarios fueron formulados cuando el Senado se apresta a iniciar el debate, posiblemente el próximo mes, del tema de inmigración sobre la base de un proyecto aprobado en diciembre por la cámara baja y que ha desilusionado a México y otros gobiernos, así como a grupos activistas.

Bush dijo que éste era el momento de “mover adelante” el debate, pero se abstuvo de comentar detalles del proyecto de la Cámara de Representantes que, entre otras, contiene una provisión para construir una dobla barda en la frontera con México.

“Tenemos la obligación en este país de proteger nuestras fronteras”, dijo.

Señaló que en Estados Unidos muchos agentes fronterizos estaban detrás de quienes se infiltran en el país porque “no admitimos la realidad de dar a esa gente tarjetas temporales de trabajo, que les permita ingresar y salir del país, y a los empleadores saber a quienes contratan”.

“Y si encontramos a empleadores que contraten a alguien ilegal, habrá una multa y una consecuencia”. Bush recordó que si bien Estados Unidos tenía “dos grandes fronteras”, con Canadá y México, “la más problemática es nuestra frontera con México”.

Dijo que hay preocupación en California, Arizona, Nuevo México y otros estados fronterizo por el hecho de que estaban viniendo a Estados Unidos “no sólo ciudadanos mexicanos para cruzar la frontera ilegalmente sino de otras procedencias”.

La forma en que estaba operando el sistema de inmigración en la nación ha llevado también al florecimiento de “toda una industria” en torno a quienes tratan de llegar a Estados Unidos usando los servicios de los llamados coyotes o polleros y de quienes les facilitan documentos falsificados, dijo Bush.

“Nuestra obligación es apelar a una amplia estrategia para terminar con el tráfico de todo lo que sea ilegal en la frontera”, dijo. “Somos un país de leyes y debemos proteger nuestras fronteras”. (Agencias)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *