Home Por la Espiral Crédito hipotecario en expansión
Por la Espiral - January 18, 2006

Crédito hipotecario en expansión

Por la espiral
Claudia Luna Palencia

-Crédito hipotecario en expansión
-Crecerá 3.6% industria de la construcción
-Menores tasas a clientes cumplidos

A octubre de 2005, el  valor total de producción de las empresas constructoras en México sumó 132 mil 079 millones de pesos, el 47% fue resultado de la edificación, fundamentalmente de viviendas de interés social, medio y residencial.
 A partir de información del INEGI y la Cámara de la Industria de la Construcción sabemos que la construcción contratada por el sector privado generó el 52% del valor total, mientras que la del sector público el 48 por ciento.
Hasta octubre del año pasado, por entidad federativa, las principales aportaciones al valor total de la obra por las empresas constructoras correspondieron a: Distrito Federal con 21.7%; Nuevo León 10.3%; Campeche y Jalisco 5.9%, respectivamente;  Tabasco 5.1%; Chihuahua y Tamaulipas con 4.1%, respectivamente;  Estado de México 3.9%; Sonora 3.6%; Baja California 3.5%; y Guanajuato y Veracruz de Ignacio de la Llave con 3.2%, respectivamente. En conjunto, estas doce entidades participaron con el 74.5% del valor total de la producción.
Los estados restantes aportaron el 25.5% de dicho valor, observándose las menores proporciones en Tlaxcala, Colima, Morelos, Oaxaca, Baja California Sur, Guerrero y Zacatecas.
 En la edificación se observa con gran dinamismo la creación de viviendas nuevas como parte de este ciclo en el que el sector hipotecario experimenta un auge sin precedente, con derrama crediticia en los bancos; en las Sofoles con flexibilidad de programas para personas con todo tipo de actividad económica, formal o informal en territorio mexicano, o bien desde Estados Unidos mediante el aprovechamiento de las remesas; con esquemas conjuntos de cofinanciamiento o ayuda familiar  por medio del Infonavit y las demás dependencias del sector público integradas en el circuito de la vivienda del Gobierno Federal.
 Los programas hipotecarios son increíbles (por el lado de la ampliación a incluir a un considerable número de la población que nunca logró calificar por un crédito en un banco) y abundantes. Tenemos de dónde escoger y hoy en día la gente  se enfrenta a la opción de encontrarse con esquemas hipotecarios con mensualidades equivalentes al pago de un alquiler.
 En definitiva lo que sigue siendo el talón de Aquiles de los programas hipotecarios, de todos, es el enganche. Hay que flexibilizarlos, desafortunadamente una mayoría de personas no ahorra, y al no hacerlo, carece de posibilidades inmediatas de enfrentar el pago de un enganche. Por esa razón, desde esta columna, siempre les insistimos que el ahorro es la clave de nuestro presente y nuestro futuro.
A COLACIÓN
 La vivienda en México vive un nuevo “boom”, por todo el país se multiplican los fraccionamientos, los condominios horizontales, las zonas residenciales con campos de golf y los tiempos compartidos de playa.
 La construcción como industria es uno de esos pilares básicos de la economía porque genera una derrama benéfica para muchos otros sectores entrelazados desde los promotores, desarrolladores de vivienda, los intermediarios financieros privados y públicos, las agencias inmobiliarias, los despachos de constructores, arquitectos, las tiendas de material, cementos, grava, maquinaria y el empleo para albañiles, yeseros, carpinteros, electricistas, pintores, operadores de maquinaria, mecánicos, choferes, soldadores, personal de limpieza, veladores,  bodegueros; etc.
 La construcción es un punto neurálgico para la economía.
GALIMATÍAS
Tengo en mis manos un informe inmobiliario de la Dirección de Estudios Económicos del Grupo Financiero BBVA Bancomer que estima para 2006 un incremento del  42.5% en el  crédito para la compra de vivienda y un crecimiento del 3.5% en la industria de la construcción.
El financiamiento para la compra de casas y departamentos seguirá teniendo un fuerte dinamismo durante este año, debido a factores como la baja en las tasas de interés y la creciente demanda por la formación de nuevos hogares en el país.
En esta parte de los intereses  es menester señalar que si bien es cierto que hay menores tasas, en promedio estamos hablando que los intereses por los créditos hipotecarios presentan una media del 13.6%, todavía debemos empujar más abajo las tasas de referencia del mercado para el pago de las hipotecas y hacerlas efectivamente competitivas.
Recientemente los bancos no han reducido directamente sus tasas de interés, sino más bien han optado por un esquema de disminución de tasas que sólo se otorga a clientes cumplidos.  Si usted lo es, entonces pídalo.
Esta nueva manera de competir entre las instituciones  indica que en tanto las tasas de fondeo bancario no disminuyan sustancialmente, las tasas de los créditos hipotecarios seguirán en los niveles observados en el último trimestre del año pasado. Por ende, amigo lector, es una consideración que debe tomar en cuenta si desea solicitar un crédito hipotecario este año.
Las perspectivas de que las tasas de interés para los financiamientos hipotecarios no aumentarán, permitirán que la demanda siga fluyendo y que el saldo de la cartera de crédito vigente de la banca comercial a la vivienda crezca al final de 2005 y 2006 en 57% y 42.5%, respectivamente
En las conclusiones de BBVA Bancomer se menciona que los flujos crecientes de hogares llevarán a una mayor demanda de viviendas en las próximas décadas. La necesidad de construcción habitacional es real, también la necesidad de desarrollar un mercado hipotecario fuerte. El incremento de los flujos de financiamiento hipotecario permitirá cerrar paulatinamente la brecha entre la demanda de vivienda potencial y efectiva.
La vivienda en México padece un rezago importante, de acuerdo con el INEGI, en 1995 había 19 millones 412 mil 123 viviendas para un total de 90 millones de habitantes.
Para el año 2000, el crecimiento estimado del número de viviendas fue  de 21 millones 712 mil para una población de 96 millones de habitantes. Esto es la proporción vivienda por habitante guardaba una relación de 4.6 personas por vivienda en 1995; para el año 2000 fue de  4.4 personas por vivienda
Los datos más actuales de cuántos somos, la densidad demográfica y el número de viviendas, los dará a conocer el INEGI en el primer semestre del año, como resultado del  II Conteo de Población y Vivienda 2005 que se realizó en octubre pasado. Espero que tengamos sorpresas agradables por el lado de la vivienda.
Agradezco sus comentarios a:claulunpalencia@yahoo.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *