Home Por la Espiral BMV, la segunda mejor internacional
Por la Espiral - January 4, 2006

BMV, la segunda mejor internacional

POR LA ESPIRAL
Claudia Luna Palencia

-Subió 37.81% BMV en 2005
-Fue tibio en año pre-electoral
-BMV, la segunda mejor internacional

 En 2005, el comportamiento de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) fue singular respondiendo a las propias características del entorno nacional e internacional, a veces de forma madura y otras más en línea con la especulación natural del mercado accionario.
 La bolsa, al igual que las tasas y el peso, no estuvieron exentos del enrarecimiento del clima político, un termómetro que en la medida que subía de tono provocaba la reacción inversa en los mercados financieros.
 El proceso de desafuero contra Andrés Manuel López Obrador, su discusión y consumación, fue uno de los factores que más impactaron a los mercados: en el mes de marzo el rendimiento mensual de la BMV fue negativo con una caída del 8.07 por ciento.
 El martes 5 de abril, a escasas 48 horas de la discusión del desafuero en el pleno de San Lázaro, las tasas de interés subieron al nivel más alto en 25 meses, los Cetes a plazo de 28 días aumentaron a 9.64%; el peso retrocedió cuatro centavos respecto al dólar para ubicarse en el mercado cambiario en  una cotización de 11.35 pesos por dólar al menudeo; y la bolsa registró la caída más importante del año, tras perder 292.68 unidades, un 2.32 por ciento.
 Después del desafuero hubo otros acontecimientos que llevaron al mercado a experimentar algunos vaivenes, cito por ejemplo: la revisión del PIB a la baja y la constante alza de las tasas de interés en Estados  Unidos.
 No obstante, en el balance final, la bolsa salió bien librada con un rendimiento acumulado en 2005 del 37.81 por ciento. El principal  indicador del mercado accionario superó en cincuenta ocasiones sus registros máximos históricos. 
Para ser año pre-electoral, la bolsa creció de forma moderada si lo comparamos con el alza del 47.92% en 1993; o del 80.06% en 1999. Este comparativo del desempeño de la bolsa en año pre-electoral y electoral lo hemos repetido en otras ocasiones para asentar que todo lo que sube, luego baja y trae consigo consecuencias negativas. En 1994, la bolsa retrocedió 9.20% y en 2000, bajó 20.73 por ciento.
 En el panorama internacional, la BMV logró ubicarse en 2005 como el segundo mercado que más ganancias obtuvo después de la Bolsa de Valores de Tokio que avanzó en el año 42.26 por ciento. En el tercer sitio el mercado de valores de Lima ganó 32.27%; en cuarto lugar, la Bolsa de Valores de Frankfurt obtuvo un incremento anual del 28.25% y en quinto, la Bolsa de Valores de Sao Paulo, aumentó 27.71 por ciento.
A COLACIÓN
 ¿Qué le depara a la Bolsa Mexicana de Valores en 2006? Felix Boni, ejecutivo de Análisis de Scotiabank Inverlat,  considera que el mercado accionario mexicano sigue en un equilibrio entre las fuerzas de compradores y vendedores. 
 En su opinión: “Hay muchos inversionistas que ven cualquier debilidad como oportunidad para comprar.  Por otro lado, hay muchos otros que quieren tomar utilidades y ven que lo mejor de México está terminando (caídas muy rápidas en las tasas de interés, reducciones en las diferenciales en las tasas de interés, apreciación del peso y posiblemente, la estabilidad en el manejo de las finanzas públicas, éste último de menor probabilidad, por lo menos en 2006). También hay que suponer que el crecimiento en las utilidades de las empresas gradualmente estaría bajando”.
Para Scotiabank Inverlat, el 2006 podría ser un año de mayor competencia proviniendo de los mercados accionarios asiáticos. Hay un cambio importante en la evolución bursátil de Asia en los últimos tres meses y esta tendencia podría seguir, especialmente si la situación política en América Latina se torna difícil.
En los primeros nueve meses de 2005 el índice de los mercados emergentes subió 22% con América Latina en la cabecera, con un avance de 41% contra 35% para los mercados  emergentes de Europa y Medio Oriente. En contraste, el índice de los mercados emergentes asiáticos subió un 13.9 por ciento. Pero, en los últimos tres meses del año la situación empezó a revertirse. Asia ha subido 7.8% con un escaso avance de 1.5% para América Latina, mientras Europa  y Medio Oriente avanzó 5 por ciento.
 Un detonante de este cambio ha sido Japón, debido a la elección en el verano de un gobierno con un mandato para hacer reformas estructurales y señales de que la economía de ese país, después de más de una década de relativo estancamiento, está otra vez entrando en un periodo de crecimiento importante.
GALIMATÍAS
 Entre los pronósticos para tomar en cuenta, Ixe Grupo Financiero anticipa la evolución favorable  de las variables macroeconómicas debido al manejo disciplinado de las políticas fiscal y monetaria. Lo anterior aunado a la mejoría crediticia de México podría coadyuvar a que sea transitoria la volatilidad que eventualmente podrían presentar los mercados financieros por el proceso electoral.
 Para Ixe Grupo Financiero, a diferencia de 2005, el factor político cobrará una creciente atención entre los participantes de los mercados financieros en este año.
 De acuerdo con la experiencia histórica, es factible que la mayor volatilidad de los mercados financieros se concentre en las semanas próximas a las elecciones. Sin embargo, la conclusión del proceso electoral sin alteraciones o desorden institucional podría marcar el término de la etapa de movimientos erráticos en los mercados financieros, ya que su desempeño sería más consistente con la tendencia de los fundamentales económicos del país.
Para Banamex, las condiciones internas y externas, serán menos benévolas que en el 2005. “Prevemos que el ambiente de liquidez internacional se verá ligeramente restringido por el aumento de las tasas de interés externas, a lo que se sumará la incertidumbre local característica del proceso electoral. Vale la pena reconocer que, a la fecha, el llamado “riesgo político” ha sido ignorado por los mercados”.
Asimismo, Banamex advierte que no puede descartarse que conforme se intensifique la contienda electoral pueda presentarse un cierto nerviosismo  en las variables financieras.
“De darse, creemos que su impacto será transitorio en virtud tanto de la menor vulnerabilidad de la economía y de que habrá influjos adicionales de divisas que continuarán siendo favorables, como las remesas y los provenientes de la exportación petrolera”.
En 2006, nos llegó la hora del año electoral y lo único que podemos esperar es que el blindaje funcione y que los fundamentales de la economía sean lo suficientemente sólidos como para convencer a los especuladores de que podemos llevar a cabo un proceso político estable, democrático y en calma.
Agradezco sus comentarios a:claulunpalencia@yahoo.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *