Home Buenas Noticias El alcohol, tema central del último número de “Tierra Adentro”
Buenas Noticias - December 1, 2005

El alcohol, tema central del último número de “Tierra Adentro”

Un número dedicado al elixir que embriaga
 Foto: Azteca21

Por Gregorio Martínez Moctezuma
Corresponsal Azteca 21

Ciudad de México. 29 de noviembre de 2005. Con una llamativa portada en color rojo, el número 136 de la revista “Tierra Adentro”, de octubre-noviembre, está dedicada al tema del alcohol e incluye ensayos, poemas, entrevistas, cuentos y otros textos.

En este número, enfocado a la relación entre alcohol y literatura, destaca una extensa entrevista que Carlos Oliva Mendoza —editor huésped de esta edición— realizó a David Huerta en abril de este año, en la que el poeta habla de alcohol, poesía y malos poetas o charlatanes, entre otros temas.

La presencia de poetas y poesía es habitual en la revista; así, en esta ocasión hay poemas de Luis Armenta Malpica, César Silva, Mónica Nepote y Sergio Valero. No es inútil reiterar que el asunto que los une es el alcohol, pero cada uno explora y camina por senderos diferentes.

Eusebio Ruvalcaba contribuye con “Confesiones de un diabético que le gusta beber”, donde el título es revelador; Guillermo Fadanelli escribió “Un loco o un santo”, texto donde reflexiona sobre los impulsos, especialmente el de escribir. Carlos Torres aporta “Gay-Lausac (sic), personaje literario”, en el que traza unas interesantes relaciones entre alcohol y creación literaria, tomando como base el ejemplo de autores como Edgar Allan Poe y Charles Bukowski.

“La cabeza de la Medusa. Alcohol, espíritus y estrellas” es el título del ensayo de José Manuel Redondo, donde medita acerca de las relaciones entre los efectos del alcohol en nosotros y de éstos reflejados en el cielo. Daniel Téllez escribió “Cara Blanca”, relato intrincado basado en el pulque. “Naufragios en la botella”, de Jorge Pech Casanova, trata del “deslumbramiento alcohólico” a partir de “el destino de un par de artistas”, el escritor inglés Malcolm Lowry (meritoriamente mencionado en este número; yo, ingenuamente, extrañé un texto sobre José Revueltas) y el pintor oaxaqueño Rodolfo Nieto.

También hay textos de Karina Márquez, Carmen Galán Benítez, Javier Hernández Quezada (sobre la presencia del tequila allende los mares nacionales), Jesús Marín (sobre el triste horizonte vital de una ciudad norteña vista como un gueto), Luz María Sepúlveda, Cristina Rivera Garza, Rafael Mondragón, Epigmenio León, Alejandro García Vicente y más, mucho más.

También debemos mencionar la obra plástica que embellece esta edición de “Tierra Adentro”: Evelyn Flores, con “Color que espina”, “Alcohol y luz”, de Jerónimo Arteaga-Silva, y “Arte huerco”, de Ricardo Delgado Herbert. Las tres son muy buenas y por sí solas merecen un suplemento. Así como la obra de Rita Ponce de León —particularmente— y Jorge Tenorio, que ilustran varios textos. Un número que no debe perderse. Y no es “choro”.

Comentarios a esta nota: Gregorio Martínez Moctezuma

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *