Home Buenas Noticias El culto del día de muertos en Xochimilco, según las creencias de los mexicas
Buenas Noticias - October 31, 2005

El culto del día de muertos en Xochimilco, según las creencias de los mexicas

Figura de barro de un tepetzcuintle
 Foto: Internet

Ciudad de México.- 31 de octubre del 2005.- El culto del día de muertos en Xochimilco es una tradición que vienen desde la época de los mexicas, de la costumbre llamada Tzompantli, que eran las crónicas que se referían  a los enemigos capturados o a los ofrendados al Sol en el  Templo Mayor; ese es su origen. Consistía la tradición en poner al que moría todo lo que se pensaba que iba a necesitar en su viaje al reino de la muerte: el Mictlán. El muerto hacía este recorrido acompañado por un perro (tepetzcuintle), según las creencias de los mexicas. En su trayecto tenía que viajar por un río y padecer siete peligros.

En cuanto al contenido de la ofrenda, ésta incluía, fundamentalmente, los alimentos que el difunto podía requerir durante el viaje: fruta, dulce, agua, etc. Cada año regresan los muertos y la ofrenda se pone otra vez. Los dulces que forman parte de ella se elaboran en Santa Cruz Acapixtla, Xochimilco, y las calaveras de azúcar, igual que las máscaras de cartón, se adquieren en La Merced. En Xochimilco, las familias se preparan para ofrendar a sus difuntos desde un mes antes.

Las ofrendas para sus "angelitos" consisten en pan de muerto, fruta, chayotes, elotes, atole de masa, leche en jarritos especiales, tamales, nicuatole (calabaza en tacha), conserva de tejocotes y calaveras de azúcar. En algunos pueblos se les agregan juguetes de barro.

Las ofrendas para los adultos incluyen pan de muerto, fruta, mole de pollo servido en platos, calaveras de azúcar, tortillas, cigarros, vasos o jarros de agua, pulque, tequila, mezcal o cualquier otro licor.

En Tepepan ponen un ayate nuevo y una mazorca para el que le gustó pizcar. En San Luis ofrecen morrales a quienes fueron buenos sembradores. En Santa Cruz Acapixtla agregan ropa e instrumentos de labranza. "La alumbrada" consiste en encender ceras sobre las tumbas de los niños (en la noche del 1o. de noviembre) y sobre los sepulcros de los grandes (durante todo el día 2 de noviembre).

Además, colocan ofrendas de flores, coronas, canastos llenos de pan y fruta de la ocasión(Santa Cruz Acapixtla). "Dar la calavera" es una costumbre que se observa el día 3 de noviembre, cuando se intercambian las ofrendas entre las familias. Se manda a los hijos con canastas de pan y fruta a la casa del tío, el padrino o el hermano. Se vacía la canasta y se vuelve llenar con lo que quedó de las otras ofrendas. En Santa Cruz Acapixtla se acude al panteón el 29 de septiembre a invitar a los difuntos a visitar sus casas los días 1o. y 2 de noviembre. (Fuente: UdeG)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *