Home Paisanos El IFE de México recibe los primeros 300 formularios de mexicanos que quieren votar en el extranjero
Paisanos - October 21, 2005

El IFE de México recibe los primeros 300 formularios de mexicanos que quieren votar en el extranjero

El proceso del voto para mexicanos en el
extranjero empieza a rendir frutos
 Foto: Presidencia

Nueva York, EU.- 21 de octubre del 2005.- El Instituto Federal Electoral (IFE) de México informó hoy que en las dos primeras semanas del proceso de registro de votantes en el extranjero para la elección de 2006, se entregaron ya “unas 300 mil” solicitudes a interesados.

De ese total, la institución ha recibido ya la documentación de 300 personas que llenaron el formulario, anexaron los requisitos correspondientes y lo enviaron por correo certificado a México, indicó el coordinador del proceso, Patricio Ballados.

En rueda de prensa, el funcionario explicó que “es el primer indicador” de la respuesta inicial de los mexicanos que residen en el extranjero a la decisión del Congreso para que puedan votar en la elección presidencial de los comicios de julio de 2006.

El proceso de petición de solicitudes para registrarse como votante en el extranjero inició el pasado 1º de octubre y las cifras responden al “corte” que hizo el Instituto el 14 de este mes.

“No tenemos referente, es la primera vez que ocurre”, y no podríamos decir si es mucho o es poco, pero estaremos en posición de comentarlo una vez que se cierre el registro, dijo a su vez la Consejera del IFE,.María Teresa González Luna.

Ambos se encuentran de visita en Nueva York, donde se han reunidos con estudiantes mexicanos residentes en la zona, así como con líderes comunitarios que apoyarán la labor de la institución.

El IFE estima que unos 4.2 millones de mexicanos con credencial de elector, residen en el extranjero.

Para poder votar debe registrarse enviando la solicitud que se distribuye en consulados, embajadas, y otras dependencias o instituciones designadas, al cuartel general del IFE en la Ciudad de México por correo certificado.

La solicitud debe ir acompañada de copia de la credencial de elector, y de un comprobante de domicilio.

A la recepción de documentos, el IFE regresará al elector la boleta de votación, entre el 15 de abril y 15 de mayo próximos, con un sobre prepagado para que el votante lo reenvíe.

Los funcionarios reconocieron que por lo novedoso del sistema, enfrentan dificultades practicas para llegar a todos los votantes en el extranjero, en especial los que viven en zonas rurales de Estados Unidos o Canadá.

Se estima que el 98% de los mexicanos que residen en el extranjero y tienen credencial de elector, viven en Estados Unidos.

Ballados indicó que la difusión del programa de registro y de las opciones que tendrá los electores, enfrentan también limitaciones concretas.

Algunas de ellas derivadas de la prohibición de que los partidos y sus candidatos hagan proselitismo fuera de México, explicó.

Por ello, el IFE enviará a los votantes registrados, a vuelta de correo, materiales alusivos a los candidatos a la presidencia, con sus plataformas y posiciones en temas claves.

González Luna agregó que en “una o dos semanas” el Consejero Federal Electoral deberá decidir si destina una partida presupuestal para difundir en medios electrónicos y/o impresos del extranjero, el derecho de voto en el exterior

El IFE ha asignado ya un presupuesto de 1,300 millones de dólares para todo el proceso de voto en el extranjero, según la Consejera.

Estimaciones iniciales de expertos en materia electoral apuntaban a una potencial participación de hasta 1.1 millones de mexicanos en el extranjero, en los comicios de 2006.

Algunos líderes comunitarios se han quejado de que carecen de la preparación técnica específica para poder apoyar el proceso de voto al que han sido convocados.

“Si no nos dicen como, no nos capacitan pronto, será difícil transmitir a los paisanos la manera de hacerlo”, dijo a reserva del anonimato el dirigente de una prominente organización civil de la zona.

“Se corre el riesgo de que la gente, que se queja del pago del envío inicial por correo, caiga en la apatía por las complicaciones y decida no votar”, añadió.

El legislativo mexicano decidió que para garantizar la transparencia y seguridad del proceso, el votante deberá cargar con el costo de enviar la solicitud por correo con los otros requisitos.

Desde Estados Unidos, el servicio postal nacional cobra ocho dólares por ello. El resto del proceso, recepción de las boletas y el regreso del voto formal a México, corre a cargo del IFE. (Notimex)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *