Home Espectáculos Música para transportarse a la región del Sotavento en dos discos
Espectáculos - October 4, 2005

Música para transportarse a la región del Sotavento en dos discos

Danzones, sones jarochos y marimba en todo su esplendor

Por Fabiola López
Reportera Azteca 21

Ciudad de México. 29 de septiembre de 2005. De la región del Sotavento (Tierra protegida del viento), situada en la porción media de Veracruz, al noroeste de Oaxaca y norte de Tabasco, sobresalen los poetas, los cantores y bailadoras que combinan el son, la versada y el zapateado como expresiones culturales que la distinguen.

En cuanto a la música, la más representativa es el son jarocho, pero también las danzoneras y la marimba hacen gala de presencia en el Primer Festival Cultural del Sotavento (2003), organizado en conjunto por los estados ya citados y CONACULTA, y recopilado por el Programa de Desarrollo Cultural del Sotavento en dos discos que guardan la esencia, la alegría, la festividad y la diversidad de expresiones culturales y artísticas de una región digna de representatividad a nivel mundial.

De esta manera, el escucha tiene la opción de rememorar el son jarocho, la trova, los tamborileros, la marimba y el danzón que se presentaron en la primera edición del Festival, llevado a cabo en las regiones de Tuxtepec, Loma Bonita, Oaxaca, y Ototitlán, Veracruz.

El primer disco presenta a Mono Blanco (grupo jaranero), Río Crecido, a los Jaraneros Mazatecos, David Haro, Armando Chacha y Alejandra Robles. El segundo incluye a Amashito, la marimba “Nueva Lira Tuxtepecana”, la Marimba y la Banda de Música de Cárdenas (Tabasco), la Banda de Música Santa María Puxmetecán (Oaxaca) y la Banda de Música de la Casa de la Cultura de Tuxtepec.

Cabe mencionar que los grupos y artistas de esos discos cuentan con un currículo importante, ya que su formación ha sido diversa e internacional (Alejandra Robles, estudió canto clásico en París y es originaria de Puerto, Escondido, Oaxaca), otros han hecho varias grabaciones y, en el caso de Mono Blanco, ya han llevado su música a Venezuela, Estados Unidos, Canadá, Marruecos, China y Francia.

También es cierto que al escuchar las grabaciones, el oyente puede transportarse mentalmente a la región del Sotavento, pues las interpretaciones ofrecen la calidez de la cultura indígena (nahuas, zoque-popolucas, zapotecos, mixepopolucas, mazatecos, chinantecos y chontales) y de la música de viento, el son y hasta la influencia de Cuba, con las danzoneras.

Por eso, estos discos son una gran muestra de las creaciones mexicanas, que además nos ambientan para darle un rato al zapateado. El disco doble se llama “Primer Festival Cultural del Sotavento” (México, 2004), fue editado por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes a través de la Dirección General de Vinculación Cultural y la Dirección de Vinculación Regional; la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte de Tabasco, el Instituto Oaxaqueño de las Culturas y el Instituto Veracruzano de la Cultura.

Comentarios a esta nota: Reportero Azteca21

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *