Home Por la Espiral Analistas y su percepción de accidentes
Por la Espiral - September 25, 2005

Analistas y su percepción de accidentes

 Es vox populi que hay preocupación en que la inseguridad, combinada con los entretejes políticos y la pelea por el dominio de las esferas de poder, puedan  sumergirnos otra vez en una nueva crisis.
 La tensión no es fortuita en un año que apunta hacia una recta final donde pronto los partidos políticos habrán de resolver sus  respectivas candidaturas rumbo a la Presidencia.
 Es cierto que hoy en día  tenemos condiciones financieras muy distintas a las de 1994 y 1995,  empero,  en materia económica, bursátil y cambiaria, no existe ningún blindaje perfecto contra un clima enrarecido e incierto en lo político porque,  tarde o temprano, contamina a la esfera de lo económico-financiero.
 El presidente Vicente Fox, en la recta final, enfrentará la mayor prueba de fuego: asegurar un clima de calma, tranquilidad y transparencia para el relevo en el Gobierno; demostrar que hay capacidad de maniobra para evitar una nueva crisis económica y devaluatoria producto del reacomodo de fuerzas.
 ¿Se puede salir el país de las manos? Me atrevo a decir que tenemos una moneda echada al aire con señales agudas que alertan a la población de qué algo no anda muy bien, más allá del sospechosismo y de las versiones oficiales de Presidencia en voz de Rubén Aguilar o de Gobernación con Carlos María Abascal.
En nuestra memoria histórica reciente encontramos que en el escenario de 1993 la escalada de violencia tuvo un parteagüas: el asesinato del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo en mayo de ese año. También 1993 aparece como el  referente constante en las investigaciones sobre Ciudad Juárez como puntal para la espiral de feminicidios. 
Fue tan sólo el comienzo. Diez meses después sucedió el asesinato del candidato del PRI, Luis Donaldo Colosio en Lomas Taurinas, Baja California, y para septiembre del mismo trágico año de 1994 aconteció el crimen de José Francisco Ruiz Massieu, secretario General del PRI.
Fue demasiado para un año electoral en el que entró en vigor un tratado comercial, apareció una guerrilla, sucedieron asesinatos de Estado, subió de tono el clima político y la cereza fue la fuga de capitales, la devaluación, el quebranto de la economía nacional, de la nuestra.
Cuándo preguntan, ¿podemos volver al clima enrarecido? La respuesta es que estamos en un clima enrarecido con una  severa descomposición al interior de los grupos de poder y muertes accidentales de personas muy cercanas al presidente Fox: en noviembre de 2003 falleció  José Luis González, en un accidente en Valle de Bravo, Estado de México. El “bigotón” González  fue el creador del grupo Amigos de Fox. En junio de 2005 murió Adolfo Aguilar Zinzer, ex embajador de México ante la ONU, en un accidente en la carretera de Tepoztlán, Morelos. Ahora, la muerte accidental más reciente es la de Ramón Martín Huerta, secretario de Seguridad Pública, amigo entrañable -de hace décadas-, del presidente Fox.  Y aunque era ajeno al círculo del mandatario, tampoco se nos puede olvidar el avionazo del 24 de febrero de este año donde falleció Gustavo Vázquez Montes, gobernador de Colima.
Es decir, desde noviembre del año pasado llevamos justo diez meses con un saldo de accidentes que rodean en importancia a la figura del primer mandatario.
Para Presidencia es importante insistir en las versiones oficiales de los accidentes, con la atenta solicitud a medios de comunicación y a los analistas de no caer en especulaciones ni en teorías del complot. Hay una urgencia desmedida por conservar la imagen de control hacia el exterior y apaciguar  los ánimos de los inversionistas.
Como nota de pie, para no dejarlo pasar, hay que en poner en relieve que el  mismo día del accidente de Martín Huerta, la AFI liberó a Rubén Omar Romano. La noticia fue la central, la de ocho, para las cadenas de televisión que le dedicaron sendos espacios y bastantes minutos de entrevistas a Romano.
El miércoles 21 de septiembre, Joaquín López-Dóriga abrió el noticiero en Televisa con la comunicación vía telefónica con el director técnico del Cruz Azul eran las 10.35 de la noche. Los televidentes debimos esperar hasta la 11.15 de la noche para que concluyera la entrevista y pasar a la información del rescate y los funerales de Martín Huerta y demás acompañantes, a lo que escasamente se dedicó menos de cinco minutos.
Y si usted amigo lector vio y escuchó la entrevista de Romano, queda en el suspenso saber por qué, el día de su liberación, como él lo narró en cadena nacional, sus secuestradores le solicitaron que se cambiara de ropa y se pusiera la misma con la que él había sido secuestrado. De acuerdo con Romano, él pensó que sus secuestradores le pidieron cambiarse bien “porque ese día se pagaría el rescate o porque quizá lo transferirían de lugar”, pero nunca se imaginó que la AFI estuviera por irrumpir en el lugar.

A COLACIÓN
 ¿Cómo se percibe lo acontecido entre los analistas financieros y los mercados?
 Felix Boni, especialista de Scotiabank Inverlat explica que los mercados reaccionaron con madurez a la noticia oficial del accidente del secretario de Seguridad Pública, “aunque en el ambiente se mantiene la duda de que efectivamente haya sido un accidente”.
Para Nydia Iglesias Urrutia, experta de Estudios Económicos y Sociales de Banamex, “la muerte del secretario ocurre en un momento especialmente frágil para la cartera de seguridad en el país. La percepción pública del incremento en la tasa de criminalidad ha terminado por colocar a la inseguridad en la posición más alta de las prioridades ciudadanas. En consecuencia, el tema tendrá una relevante participación en las campañas presidenciales y el desempeño de la actual administración será acuciosamente juzgado por el electorado y la oposición”.

En la evaluación de la semana, el tipo de cambio subió ligeramente, de 10.82 pesos por dólar  a 10.84 pesos por dólar.  El debilitamiento del peso ocurrió a pesar de que el precio del petróleo se mantiene elevado en 54.57 dólares por barril para la mezcla mexicana.
Por su parte, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) logró nuevos máximos históricos. En la semana  subió 1.4 por ciento. La recomendación de Scotiabank Inverlat para sus inversionistas es de que “mantengan sus posiciones, sin embargo, con sensibilidad para reaccionar a los cambios en los riesgos económicos y políticos”.
En los últimos doce meses, el rally de la bolsa acumula un alza de 52% y en lo que va del año, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC), su principal indicador bursátil, ha ganado  25 por ciento.
Agradezco sus comentarios a:claulunpalencia@yahoo.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *