Home Política Elba Esther Gordillo tacha de mentiroso a Roberto Madrazo
Política - August 30, 2005

Elba Esther Gordillo tacha de mentiroso a Roberto Madrazo

Los días de camaradería y
buena vibra se acabaron

Ciudad de México.- 30 de agosto del 2005.- La secretaria general del PRI, Elba Esther Gordillo, anunció ayer que llevará a los Tribunales su alegato sobre la presunta violación a su derecho de llegar a la Presidencia del CEN del PRI ante la renuncia de Roberto Madrazo, a quién acusó de “mentiroso”.

Y además adelantó que no validará con su presencia en la sesión de mañana del Consejo Político Nacional, el “montaje porril” para marginarla de la presidencia del tricolor y dejársela “a un incondicional”.

En un acto convocado de última hora, Gordillo Morales dio lectura ayer a un comunicado de siete cuartillas, en las que acusa a Madrazo de mentir sistemáticamente y de utilizar a la estructura del PRI para satisfacer sus intereses personales y los del gru po que “se apropio del partido”.

Por qué quieren a cualquier costo hacerme a un lado y evitar que asuma la Presidencia del CEN del PRI? ¿Por qué este empecinamiento? ¿Por qué Roberto Madrazo y sus epígonos, están dispuestos a ello, aún cuando saben perfectamente bien que esa intentona suya no sólo lesiona mis derechos, que desde luego puedo defender y ganar jurídicamente, sino que pone en riesgo la unidad y la legalidad del partido, además de que lo pueden llevar a la derrota en el 2006?, se preguntó la maestra.

“Respondo de manera directa y categórica: Quieren evitar que asuma la presidencia del PRI porque no están dispuestos a vivir un proceso imparcial, transparente, equitativo y democrático para elegir al candidato del PRI a la Presidencia de la Rep ública y a los candidatos a senadores y diputados federales.

“Quieren mantener de cualquier forma y a cualquier costo el control de los órganos de gobierno partidistas, para seguir ejerciendo un monopolio impune de recursos, candidaturas, puestos de ele cción, y cargos burocráticos, aún a costa de que el partido vuelva a perder las elecciones presidenciales”, afirmó.

Como lo hizo en diciembre de 2003, al ser relevada de la coordinación parlamentaria del PRI en la Cámara de Diputados, Elba Esther Gordillo volvió a llamar “mentiroso” al tabasqueño, cuando refirió: “ayer Roberto Madrazo declaró que no existen diferencias entre nosotros. Una vez más miente”.

Lo acusó de querer mantener de cualquier forma y a cualquier costo, junto con su grupo, el control de los órganos del partido, para seguir ejerciendo el monopolio impune de recursos, candidaturas, puestos de elección y cargos burocráticos, aún a costa de que el partido vuelva a perder las elecciones presidenciales.

En el texto que tituló “Verdades, Ra zones y Decisiones”, la profesora hizo una revisión de los desencuentros que han marcado su relación con Madrazo, desde que participaron en fórmula por el liderazgo del partido hasta el momento.

En la recapitulación recordó cuando impulsó, desde la Cámara de Diputados, distintas reformas, “todas fueron frenadas por una camarilla que no tuvo otros argumentos que la ofensa y la diatriba. Hoy México paga las consecuencias de su actuar”.

Recordó también cuando se produjeron “las peores prácticas del pasado para dar un golpe” y apoderarse de la coordinación de la bancada en San Lázaro y así garantizar la inmovilidad total de la Cámara de Diputados. Ello se tradujo, dijo, en su ausencia de más de un año, tiempo que le sirvió para luchar por su vida y reflexio nar sobre su país y su partido.

“Durante todo este tiempo jamás recibí de Roberto Madrazo siquiera la generosidad de una llamada para saber sobre el estado de salud de quien –como aliada- le había dado todo para conquistar el cargo que tiene. Terminé entonces de conocerlo”, agregó.

Mencionó que fue a principios de este año, cercana la lucha por la candidatura presidencial, cuando Madraza la buscó en reiteradas ocasiones, ante lo cual aceptó recibirlo, pero eso sí, “siempre con un blindaje en mi mente y mi corazón, para no caer nuevamente su estrategia, en sus promesas falsas, en sus mentiras”.

En ese tenor, reveló que fue Madrazo quien le propuso “reconstruir la alianza” y recibir el apoyo de la maestra, a cambio de permitirle ocupar la presidencia del CEN “que por derecho me corresponde cuando él renuncie, porque al igual que él, fui también electa”.

Gordillo, según dijo, respondió entonces a Madrazo que no negociaba con la ley, ni los estatutos del PRI y que al sustituirlo actuaría con imparcialidad en el proceso interno para impulsar un partido democrático, respetuoso de la ley, cercano a los intereses del pueblo.

“Le hable de democracia, respeto a la militancia, imparcialidad, honestidad, cambio, le hablé de reformas; son valores y principios que lastiman a Madrazo, son contrarios a su ser. Supe entonces que había sellado mi destino”, dijo la maestra.

Condenó que desde la dirigencia del PRI, se pretenda hacer creer que de su decisión dependerá la dependerá la unidad del partido o su ruptura. “Lo reitero: no será Elba Esther Gordillo quien provoque la división del PRI, por ello he tomado las decisiones que hoy anuncio.

“No lo haré porque quiero al partido y porque la militancia no lo merece, porque millones de ciudadanos que creen en el PRI, a quienes admiro profundamente por su convicción y lealtad, tienen derecho a un partido fuerte, sólido, que los represente con eficacia, que viva en la unidad”.

Sin embargo, asentó que lo que planea el grupo que controla al PRI es una trampa que llevará a la división y a la fractura. (Agencias)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *