Home Espectáculos Pepe Jara decía que las mujeres le podían fallar pero su guitarra nunca
Espectáculos - August 1, 2005

Pepe Jara decía que las mujeres le podían fallar pero su guitarra nunca

Adiós a un romántico incurable

Ciudad de México.- 31 de julio del 2005.- Pepe Jara, conocido como "El Trovador
Solitario", uno de los exponentes más importantes del bolero y principal
intérprete del compositor álvaro Carrillo, murió este sábado a los 77 años
de edad, a causa de un infarto cerebral.

"El Trovador Solitario" decía que las mujeres le podían fallar pero su
guitarra nunca, por eso la consideraba su más fiel compañera, aquélla con la
que podía interpretar temas como "Echame a mí la culpa", "Te odio te quiero",
"Ultimo trago" y "Serenata sin luna", sólo por mencionar algunos.

Pepe Jara nació en Ciudad Madero, Tamaulipas, el 25 de diciembre de 1928, pero
desde pequeño se fue a vivir a Chihuahua; siempre que podía aclaraba que
tenía 58 años viviendo en la Ciudad de México, ya que comentaba que llegó a
la capital mexicana en 1947.

En ese momento los tríos estaban en su mayor apogeo, por lo que formó parte de
importantes agrupaciones como Los Pepes, El Culiacán y Los Duendes.

Según se menciona, Pepe Jara nunca firmó un cheque por considerarlo como un
acto de prepotencia, además porque todo su dinero, que fue mucho, se lo
gastaba en mujeres y alcohol.

"El trovador Solitario" fue amigo de Pedro Infante, Amparo Montes, los
escritores Octavio Paz, Gabriel García Márquez y Carlos Fuentes, estos
últimos quizá lo inspiraron para que publicara un libro de memorias titulado
"El Andariego".

El artista tamaulipeco jamás se atrevió a manejar un automóvil y eso que a lo
largo de su vida se compró cerca de 50 coches.

A Pepe Jara le gustaba cocinar verdolagas con espinazo, mole de olla, nopalitos
navegantes con carne de puerco y huevos, aunque no le gustaba ir al mercado a
comprar las cosas, porque se tardaba mucho saludando a la gente que se le
acercaba y, lo "peor", es que nadie quería cobrarle nada.

El cantante no tenía miedo a la muerte, pues decía que ésta le "pelaba los
dientes", por eso para él era como una buena amiga y más cuando ya la había
visto de cerca en tres ocasiones, debido a los accidentes aéreos en los que
había estado.

El primer percance que tuvo fue a bordo de un avión fumigador, el segundo en
una avioneta y el último, donde la vio más fea, fue en Guadalajara, Jalisco,
acompañando a un diputado que lo invitó a volar en su avioneta.

Este último accidente fue el motivo por el cual desde hace 26 años caminara
mal, algo que nunca lo detuvo para estar siempre presente en sus espectáculos,
que adoraba.

Interpretó temas de Carrillo, Cárdenas, Curiel, Gabriel Ruiz, "El Vate" López
Méndez, Palmerín, Del Moral, María Griver, Lara, Cervera, Zorrilla, Luna de
la Fuente, Molina Fuentes, por considerarlos los mejores poetas dedicados a
hacer boleros.

Pepe Jara, quien era un romántico empedernido, lamentaba la falta de honestidad
que tenían algunos cantantes, que se apoyaban en la tecnología y la
parafernalia para pararse en un escenario, vestidos inapropiadamente y sólo
para cantar cosas ininteligibles.

Aseguraba que él todavía sentía miedo cuando debía subir a un escenario,
usando aún un par de mancuernillas, porque creía que el artista, que en
verdad se decía serlo y no sentía ese miedo tan especial, era como si
estuviera prostituyendo el arte.

El "Trovador Solitario" había sido internado el pasado lunes en un hospital a
causa de un mareo, luego de que se restablecía de un ligero infarto cerebral
que sufrió hace un mes.

Sin embargo, el cantante falleció este sábado debido a complicaciones de la
diabetes que padecía, por lo que su cuerpo es velado en una funeraria del sur
de la Ciudad de México, donde se han dado cita sus familiares y amigos.
(Notimex)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *