Home Buenas Noticias “De Artesanos y Arlequines. Forjando una Colección de Arte Mexicano”, en el MUNAL
Buenas Noticias - July 18, 2005

“De Artesanos y Arlequines. Forjando una Colección de Arte Mexicano”, en el MUNAL

Expondrán obras
 del maestro
José Chávez Morado

Por Gregorio Martínez Moctezuma
Corresponsal Azteca 21

Ciudad de México. 14 de julio de 2005. Esta mañana se llevó a cabo la inauguración de la muestra “De artesanos y arlequines. Forjando una colección de arte mexicano”, en el Museo Nacional de Arte (MUNAL) del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), en la que se exhiben más de sesenta obras de la "Colección Lance Aaron", entre las que se encuentran pintura, escultura y arte popular.

En conferencia de prensa previa a la inauguración, el coleccionista Lance Aaron, la directora del MUNAL, Roxana Velázquez, y el curador de la muestra, James Douglas Oles, dieron a conocer los pormenores de esta exposición, basada en una de las colecciones privadas más importantes del país.

Oles afirmó que hoy en día los préstamos de los coleccionistas particulares, así como las donaciones y los comodatos, son muy importantes para los museos, ya que renuevan las colecciones permanentes que hay en estos recintos, lo que permite contar con una oferta museística más rica y variada.

“Los propios coleccionistas se encuentran muy involucrados en la investigación de las piezas, en su conservación y repatriación de la obra, hechos que de una u otra forma permiten al historiador, al crítico y al público en general conocer más acerca de este tipo de colecciones particulares”, indicó.

El curador agregó: “Lo que quisimos hacer desde un principio fue escoger piezas que permitieran al público conocer la historia del arte en México, desde los años veinte hasta los cincuenta. De hecho, esta exposición no sólo incluye obras maestras de la "Colección Lance Aaron", sino que al mismo tiempo presenta un contexto que no lo tiene en la casa del coleccionista y que consiste en el apoyo académico y de investigación que en el MUNAL hemos realizado para la presentación de esta colección”.

James Douglas Oles también señaló que en nuestro país no existen incentivos fiscales que propicien el coleccionismo y, por ende, la repatriación de obras, como sucede en otros países.

Por su parte, Roxana Velázquez dijo que es de vital importancia para los museos la presencia de los coleccionistas. “Actualmente hay pocas exposiciones destacadas en el mundo que no cuenten con la presencia de obras que están en manos privadas y que son fundamentales para retroalimentar el discurso museográfico”, afirmó.

La directora del MUNAL también se refirió a las características del coleccionismo, del que dijo que se ha llegado a señalar como un segundo donjuanismo, pues va en busca del objeto deseado, lo consigue, satisface su deseo y va en pos del siguiente, como una forma de satisfacer su ser. “En el caso de Lance Aaron no es un coleccionista egoísta, sino al contrario, es de una gran generosidad, ya que nos da la oportunidad de compartir parte de su colección casi un año”, explicó.

Respecto del problema de la falsificación de obras, Velázquez mencionó que, en el terreno del arte mexicano, es ya conocida la falsificación de obras de Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros y en menor medida de José Clemente Orozco, a tal grado que se está preparando una especie de catálogo de obra falsificada, para evitar engaños o fraudes.

El coleccionista Lance Aaron mencionó que su afición de coleccionista empezó desde muy pequeño, cuando sus padres le obsequiaron una colección de monedas antiguas que debía completar, lo cual con el tiempo le sirvió de mucho, pues descubrió que más vale tener calidad que cantidad. “Es mejor tener algo representativo que una multitud”, aseguró.

Asimismo, comentó que la primera obra de arte mexicano de su colección fue “El pescador”, del padre Gonzalo Carrasco, de 1881, y que la más reciente hace poco la consiguió en Nueva York, la cual es “Mujer con espejo”, realizada por María Izquierdo, en 1933.

Aaron añadió que 25 personas le ayudan a localizar obras que le interesan, pues nunca se sabe cuándo llegará una obra importante. También mencionó que la adquisición de obras falsificadas es el riesgo más grande hoy en día para un coleccionista, por lo que éste debe conocer, estar educado y asesorado por gente experta. A modo de anécdota, recordó un dicho que circula en el ámbito del coleccionismo: “Si alguna vez no has comprado una obra falsa, no eres coleccionista”, comentó sonriendo.

“De artesanos y arlequines. Forjando una colección de arte mexicano” está integrada por 66 piezas de la colección de Lance Aaron —compuesta por más de 150 piezas reunidas en tan sólo diez años— entre las que se podrán apreciar obras de Roberto Montenegro, Adolfo Best Maugard, Manuel Rodríguez Lozano, Rufino Tamayo, Ignacio Asúnsolo, Raúl Anguiano, José Chávez Morado, Gerardo Murillo Dr. Atl, Federico Cantú, Alfredo Zalce, Alfonso Michel, Juan Soriano, Agustín Lazo, entre otros.

La muestra se estructuró en cuatro temas: “Redescubrir lo popular (promoción y apropiación de las artesanías por las élites urbanas)”, “Reinventar la nación (el arte como forjador de una nación)”, “Regresar a lo clásico (figuras míticas y alegóricas grecolatinas)” y “Retrato del ser (retratos y autorretratos de los artistas que conforman esta exposición)”, que estarán abiertas al público en la Sala de Colecciones Especiales del MUNAL desde hoy y hasta el 12 de mayo de 2006.

Comentarios a esta nota: Gregorio Martínez Moctezuma

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *