Home Buenas Noticias Bárbara Jacobs sostuvo una charla con Silvia Molina en “Literatura en voz alta”
Buenas Noticias - July 13, 2005

Bárbara Jacobs sostuvo una charla con Silvia Molina en “Literatura en voz alta”

Bárbara Jacobs durante la
plática que sostuvo con Silvia Molina

Por Gregorio Martínez Moctezuma
Corresponsal Azteca 21

Ciudad de México. 10 de julio de 2005. “Escribo por una sensación de carencia, es decir, por la necesidad de aprender, de saber y de leer más. Quizá por eso mi mayor característica sea la inconformidad: siempre estoy buscando mejorar”, afirmó Bárbara Jacobs durante la plática que sostuvo este mediodía con Silvia Molina, dentro del ciclo “Literatura en voz alta”, que se lleva a cabo en la Sala “Manuel M. Ponce” del Palacio de Bellas Artes.

La escritora mexicana, autora de “Las hojas muertas”, le reveló algunos de sus secretos literarios a Molina, actual directora de Literatura del INBA, y al público asistente. Entre otras cosas, le dijo que la preparación literaria es para toda la vida, ya que un escritor tiene que estudiar la personalidad de todos sus personajes y aún más la de sus protagonistas “enfermos”.

Agregó que escribe en diarios, libretas, papeles sueltos, y que prefiere leer biografías, autobiografías y cartas. “A mí me gusta retratar algo que haga sentir viva la persona, sea ésta ficticia o real”, señaló.

Jacobs confesó que de niña quería ser pianista (“quería tocar a Elvis Presley, pero sólo nos enseñaban música clásica”) o bailarina, vocación que tuvo que dejar por una lesión sufrida en un accidente automovilístico. “A ambas las extraño, pero no me arrepiento de haberlas abandonado por la literatura”, comentó.

Añadió que estudió la licenciatura en Psicología en la UNAM, donde se inscribió al taller literario impartido por Augusto Monterroso, su futuro esposo, quien “me enseñó que hay que corregir un texto y dejarlo reposar, y las primeras reglas fundamentales del oficio de escribir. Me gusta mucho experimentar, pero el chiste es encontrar una nueva forma de transmitir lo que quiero decir”, explicó la cuentista, ensayista y novelista.

Silvia Molina le preguntó cómo era un día de su vida , a lo que Jacobs respondió: “Todo es imprevisto, pues siempre puede suceder algo que cambia todo, pero si no lo hay yo puedo estar ocho horas leyendo o escribiendo, a veces con un vaso de vino; prefiero esto a ir al cine. Desde hace varios años, mi vida es la literatura y ésta es una circunstancia privilegiada para mí”.

Respecto de su nueva novela, “¡Adiós, humanidad!”, indicó que son dos historias sobre una familia en la que se inmiscuye un adolescente y que no repitió las mismas técnicas literarias de sus otras novelas, incluso tuvo que ir más allá de lo que se propuso al principio: estudiar otros temas distintos a la literatura como la arquitectura, la historia de las fuentes y la historia de la vida de los delfines.

“Para esto tuve que investigar la esencia de las cosas que no se ven y no se saben de una familia. Todos mis libros me han enseñado no nada más sobre literatura, sino también sobre otras áreas del conocimiento”, concluyó Jacobs.

Bárbara Jacobs

Nació en la ciudad de México el 19 de octubre de 1947. Estudió la preparatoria en Canadá y la licenciatura en Psicología en la UNAM, con una tesis sobre la risa y la literatura. Participó durante dos años en el taller de cuento de Augusto Monterroso. Fue maestra de inglés y francés en la Universidad Iberoamericana y en El Colegio de México; en este último también desempeñó labores de investigación y traducción. Colaboraciones suyas han aparecido en la revista “Universidad de México”, en la “Revista de Bellas Artes”, en los diarios “Unomásuno” y “La Jornada”. Ha publicado los libros “Un justo acuerdo”, “Doce cuentos en contra”, “Escrito en el tiempo”, “Las hojas muertas” —Premio Xavier Villaurrutia 1987—, entre otros.

Comentarios a esta nota: Gregorio Martínez Moctezuma

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *