Home Buenas Noticias El “Día de la Cruz” en México, es una mezcla de folkclore y sentimientos religiosos
Buenas Noticias - May 4, 2005

El “Día de la Cruz” en México, es una mezcla de folkclore y sentimientos religiosos

Al mismo tiempo, se
celebra el "Día del albañil"

Ciudad de México.- 3 de mayo del 2005.- Mezcla del mestizaje entre las culturas indígena y española, el Día de la Santa Cruz, a celebrarse este 3 de mayo, es una fiesta popular que, a decir de los especialistas, da identidad y cohesión social a la población mexicana.

Su sentido es estrictamente religioso y aunque se le relaciona con la llegada de un nuevo ciclo de la vegetación en la época prehispánica, su conmemoración gira en torno a un motivo: la Cruz, donde se dio muerte y sacrificio a Jesucristo.

No obstante, ha llegado a convertirse en un rasgo folclórico al asociarse con los trabajadores de la construcción, donde habitualmente se colocan las cruces y se conserva la celebración, con comida, música y hasta cohetes.

Esta fiesta, en su vertiente popular, está arraigada en todo el territorio nacional tanto en zonas urbanas -Colonia Santa Cruz de Atoyac, Coyoacán- como en provincia, tal es el caso de Alvarado (Veracruz) donde se erigen en todas las plazas públicas distintos tipos de cruces.

El 3 de mayo es una de las festividades religiosas con mayor arraigo en México, además de ser un claro ejemplo del sincretismo cultural generado en el país como resultado del encuentro de las culturas indígenas y la española", afirmó la etnóloga Mariana Anguiano, del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

En los últimos tiempos, esta fiesta ha adquirido elementos importantes de mexicanidad, que grupos de concheros y danza azteca pretenden devolverle.

Cómo celebran la Santa Cruz en Chalma

En Chalma, por ejemplo, los dos primeros días de mayo se bajan las cruces de los montes, se visten de flores y se realizan danzas prehispánicas en honor al dios Tezcatlipoca, en un intento de recuperar los valores indígenas.

Entre las más importantes celebraciones de la Santa Cruz destacan la de los pueblos de Tepoztlán, Milpa Alta, Santa Cruz Xochitepec y San Francisco Ozomatlán, Guerrero, en donde la tradición conserva elementos propios de las religiones agrícolas prehispánicas.

Comida tradicional, danza y música forma parte primordial de esta celebración.

Mariana Anguiano consideró que esta conmemoración resiste frente a los embates de la modernidad, porque su elemento central es la religiosidad y ésta es un elemento de cohesión social que se intensifica, sobre todo, cuando en el país existe un desencanto de la situación económica y política".

A decir de la también académica de la Dirección de Etnología y Antropología Social del INAH el elemento de la cruz debe ser analizado bajo dos perspectivas: la cristiana y la indígena.

Para los indígenas mesoamericanos, la cruz estuvo relacionada con los cuatro rumbos cósmicos y para los cristianos se vincula con la muerte y sacrificio realizados por Jesucristo.

"Con la evangelización de los pueblos indígenas, la tradición incluyó elementos indígenas y rituales católicos, tales como los rezos y la misma cruz", comentó Anguiano.

El antropólogo social Carlos Garma Navarro explicó por su parte que la fiesta de la Santa Cruz es una festividad religiosa aprobada por el calendario litúrgico de la iglesia católica, cuyo origen se remonta al año 300, en Italia, y que es introducida a Mesoamérica por los españoles, adoptando características sincréticas para cristianizar a la población de esta región.

En Mesoamérica, dijo, los españoles retomaron el importante significado que las cinco direcciones cardinales tenían en la cosmogonía indígena -norte, sur, este, oeste y centro- que gráficamente formaban una cruz, para reemplazar figuras de dioses prehispánicos por cruces vestidas como santos.

Recordó que los santuarios indígenas fueron destruidos y en su lugar se colocaron cruces.

El día del albañil

Mientras que la connotación gremial que los trabajadores de la construcción han dado a esta festividad, que considera cercana a lo folclórico, se debe a la fuerte tradición cultural surgida desde la época colonial de colocar una cruz adornada en las edificaciones, la cual era bendecida por un clérigo en un ritual de fe, costumbre que ha permanecido por cientos de años.

Sin embargo, aclaró, en varias entidades de la República mexicana se festeja simplemente por su significado religioso.

Se relaciona con el hallazgo de la auténtica Cruz de Cristo

La etnóloga Mariana Anguiano explicó en entrevista que el origen del Día de la Santa Cruz, el cual se remite a los libros litúrgicos con el relato del hallazgo de Santa Elena -madre del emperador Constantino- de la auténtica Cruz de Cristo y de culto prehispánico ligados a la fecundidad.

En el sexto año de su reinado, el emperador Constantino se enfrenta contra los bárbaros a orillas del Danubio y para ello hace construir una cruz y sin dificultad vence a la multitud enemiga. A partir de ese acontecimiento, envió a su madre, Santa Elena, a Jerusalén en busca de la verdadera Cruz de Cristo.

Una vez en la ciudad sagrada, relató la especialista, Santa Elena mandó llamar a los más sabios sacerdotes y con el apoyo de las personas que entonces se dedicaban a la construcción desenterró la cruz donde fue sacrificado Cristo.

El origen de esta celebración se relaciona también con el culto que los grupos prehispánicos rendían a la fertilidad de la tierra. En estas ceremonias se adoraba al Xipetotec o el señor desollado.

Esta deidad, que estaba relacionada con la muerte, recibía ofrendas de pieles de personas. Durante el ritual, el Dios era revestido con esas pieles y con ello se pedía que hubiera una abundante cosecha, porque mayo es temporada de las flores.

Celebración tradicional en México

Es así como este 3 de mayo, el centro de la fiesta es una cruz de cualquier tamaño, que se adorna y se coloca en el interior de las casas o en las construcciones, donde se ha acentuado esta fiesta popular, que se relaciona con el Día de los albañiles.

La celebración es más arraigada entre lo trabajadores de la construcción, pues no puede faltar en cada obra este festejo, auspiciado por el patrón o arquitecto encargado.

Por la madrugada fabrican una cruz con madera del desperdicio de la obra y es adornada y colocada en la parte más alta de la construcción; la celebración es acompañada de bandas de música y cohetes.

"Cuando comenzó a desarrollarse popularmente, la fiesta de la cruz tomó elementos de otras fiestas no religiosas, en un intento de asimilarlas para eliminarlas o sencillamente como consecuencia inevitable de su coexistencia, dada la similitud de sus motivaciones", concluyó Mariana Anguiano. (Notimex)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *