Home Espectáculos El popular cantante de música grupera, Bobby Pulido, ofreció un concierto que estremeció a San Luis
Espectáculos - April 23, 2005

El popular cantante de música grupera, Bobby Pulido, ofreció un concierto que estremeció a San Luis

Bobby Pulido después de San Luis
irá a Monterrey,
la ciudad de México y Veracruz

Por Gregorio Martínez Moctezuma
Corresponsal Azteca 21

San Luis Potosí. 17 de abril de 2005. Aún no daban las 20 horas cuando la Plaza Fundadores de esta capital lucía llena en toda su capacidad. Miles de personas coreaban “Bobby, Bobby, Bobby”. Sí, Bobby Pulido, el popular cantante de música grupera se presentaría esta noche en la capital potosina dentro del marco del V Festival de San Luis.

Al filo de las ocho de la noche un alarido estremeció la Plaza cuando el cantante texano apareció en el escenario, donde ya lo esperaban sus músicos. “San Luis, ¿cómo estás? Nos da mucho gusto estar esta noche con ustedes”, afirmó, para luego interpretar “Enamórate de mí”.

“Ahí les va una de las viejitas; a ver si se la saben, a ver si la cantan conmigo”, dijo, antes de interpretar “Le pediré a una estrella”, que el público cantó con él. Luego prosiguió con “Margarita”, y “Ojalá te animes”, de la cual mencionó que forma parte de su nuevo disco “Vive”.

El concierto de inmediato prendió a la gente y Bobby, literalmente, una tras otra, bebiendo agua con frecuencia, para refrescar su garganta. El público agitaba banderines con el nombre y la foto del cantante, así como no dejaba de gritar y solicitar canciones, de cantar cada tema.

Por supuesto, predominaba el público femenino y no faltaban cartulinas en las que se podían leer frases como “Bobby, te amo”, “Bobby, eres el número 1”. Incluso, no eran pocas las jóvenes que intentaban hacerle llegar cartas a través de su personal de seguridad, que formaba una valla alrededor del escenario.

Posteriormente, siguieron temas como “Tú llegaste a mi vida”, “Móntame”, que fue coreada por el público en su totalidad. A partir de ese momento, los asistentes que se encontraban en las gradas colocadas en el otro extremo de la Plaza, frente al escenario, no dejaron de cantar y bailar, gozando plenamente con el concierto del cantante texano.

Cuando tocó el turno de “La rosa”, Bobby se dirigió al público: “Que se oiga el grito de San Luis”, y la Plaza volvió a estremecerse con un alarido ensordecedor, que suscitó una amplia sonrisa en el rostro del cantante, causando una réplica del entusiasmo de los asistentes. “Vuelta, vuelta, vuelta”, le solicitaron, a lo que Bobby respondió con unos pasitos de baile, pequeños saltos, movimientos sensuales y la vuelta pedida, con lo que arrancó más gritos de sus miles de admiradoras.

Luego, Bobby Pulido siguió con “Mi alma está enamorada” y “Llévame contigo”, que el artista dejó de cantar por momentos para que la voz de la multitud se escuchara por toda la Plaza y calles adyacentes; mientras tanto, el cantante se dirigió a un extremo del escenario y se puso a bailar, iluminado por un reflector, ante el beneplácito de los espectadores.

Al concluir “Llévame contigo”, Bobby Pulido dijo: “Muchas gracias, San Luis, ahora vamos a bailar una polkita texana”, y se fue a un lado des escenario, donde descansó unos minutos y bebió agua, al tiempo que hablaba con miembros de su staff. Mientras, sus músicos hacían sonar sus instrumentos, especialmente el acordeonista, que se daba gusto apretando el fuelle de su instrumento.

Eran las 20:55 cuando Bobby, después de concluida la polka, regresó al escenario, momento que aprovechó para presentar a los excelentes músicos que lo acompañan: Genaro Esquivel, en el acordeón; Ángel Vargas, en las percusiones; Roberto de León, en el bajo; David Tijerina, en la batería; Cruz Martínez, en el güiro; Carlos Marías, en los teclados, y Ricardo Guzmán, en la guitarra y bajo sexto; oriundos de Kansas, Texas, Reynosa, Monterrey y Coahuila.

Después siguieron temas como “Vanidosa”, “Te quiero”, “Un puño de tierra”, “Desvelado” y otras más, para luego, a las 21:20 horas, despedirse: “Muchas gracias, San Luis, que dios los bendiga, hasta la próxima”, y salir del escenario. Pero el público no lo dejó ir tan fácilmente, quería seguir disfrutando de su música y así se lo hicieron saber: “Otra, otra, otra…”.

Bobby Pulido atendió la petición del público potosino y regresó a interpretar dos temas más, entre ellos “Enséñame a vivir”. Eran las 21:28 cuando Bobby dejó el micrófono portátil en un tubo y se retiró del escenario, mientras su grupo tocaba el tema de salida, con breves solos de cada músico.

La gente comenzó a despejar la Plaza Fundadores; sin embargo, más de cien personas permanecieron frente al autobús del cantante, estacionado a un costado de la Plaza, lanzando porras y haciéndole conocer sus sentimientos: “Te queremos, Bobby, te queremos”, “Bobby, te amo”, “Que se asome, que se asome”.

La insistencia y el entusiasmo rindieron frutos, pues al cabo de pocos minutos Bobby Pulido apareció en una de las ventanas delanteras del autobús, causando la algarabía de sus seguidoras, que lo aclamaron y solicitaron que bajara el vidrio. El cantante accedió y saludó de mano a algunas admiradoras, para después despedirse con un ademán, sonriendo.

Entonces la gente comenzó a dispersarse, aunque algunos pequeños grupos permanecían a la expectativa, quizás buscando el ansiado autógrafo del cantante o una foto con él. Mientras, en el escenario colocado en la Plaza Fundadores comenzaban a desmontar los instrumentos del grupo; al mismo tiempo, en el fondo se apreciaban unas diapositivas con las siglas del CNCA-INBA, del H. Ayuntamiento de San Luis Potosí, del Festival de San Luis, del Gobierno del Estado y de las panaderías Superior, patrocinadores del Festival.

Disco cien por ciento Bobby Pulido

Previo al concierto, Bobby Pulido había señalado, en conferencia de prensa, que estaba en contra del endurecimiento de la política estadounidense respecto a la migración de indocumentados mexicanos. Comentó que no se compara el dispositivo de seguridad de los Estados Unidos en la frontera mexicana respecto a la que tiene con Canadá; expuso, por ejemplo, que si él fuera terrorista y pretendiera ingresar a territorio norteamericano lo haría lógicamente por Canadá, porque es el lado más descuidado, por tanto el más vulnerable para ingresar a Estados Unidos. Declaró que el endurecimiento de la frontera con nuestro país es por cuestiones raciales, por lo que no puede estar de acuerdo con esta política: “No estoy de acuerdo con eso, todo lo que están haciendo allá se puede describir con una sola palabra: racismo”. Del racismo en Estados Unidos dijo que es malo, que él incluso lo padeció de pequeño; afirmó que no sólo es un problema de ese país, sino de cualquier otro, incluido México, y puso como ejemplo la frontera de Chiapas, donde se cometen actos de racismo también contra indocumentados centroamericanos. Se le preguntó si él está comprometido con su “gente”, a lo que respondió “Yo no tengo ningún compromiso con nadie, sólo doy mis canciones y tengo de todo en ellas”. Añadió que está planeando un nuevo disco y que le gustaría hacerlo “Cien por ciento Bobby Pulido”, por lo que tiene en mente componer todos los temas que lo integrarán. También mencionó que después de San Luis irá a Monterrey, la ciudad de México y Veracruz, aunque no dio fechas ni referencias de lugares.

Comentarios a esta nota: Gregorio Martínez Moctezuma

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *