Home Buenas Noticias “Habemus papam”; el cardenal alemán Joseph Ratzinger fue elegido y adoptó el nombre de Benedicto XVI
Buenas Noticias - April 19, 2005

“Habemus papam”; el cardenal alemán Joseph Ratzinger fue elegido y adoptó el nombre de Benedicto XVI

El nuevo papa esboza una sonrisa mientras
saluda desde el balcón central
de la Basílica de San Pedro

Ciudad del Vaticano.- 19 de abril del 2005.- El cardenal alemán Joseph Ratzinger, de 78 años, hasta ahora decano del Colegio Cardenalicio y durante más de 20 años defensor de la ortodoxia de la fe católica, fue elegido hoy el 265 Papa de la historia de la Iglesia y sucesor de Juan Pablo II, del que fue su brazo derecho. Ratzinger ha adoptado como nombre Benedicto XVI, el segundo más escogido por los Pontífices, después de Juan, que han sido hasta el momento 23, y que junto a Gregorio, que ha habido 16.

Para remontarse a un Papa alemán, hay que volver la mirada hasta el 1055, cuando fue elegido Pontífice Víctor II, que ocupó el Sillón de Pedro desde el 16 de abril de ese año hasta el 28 de julio de 1057. Han pasado desde entonces más de 900 años.

El nuevo Papa fue elegido en la cuarta votación del cónclave para elegir al sucesor de Juan Pablo II comenzado ayer en la Capilla Sixtina del Vaticano y al que asistieron 115 cardenales procedentes de 52 naciones.

Cuando todo daba a entender que esta segunda jornada acabaría con fumata negra, como ayer, pasadas las 17:50 horas local (15:50 GMT) comenzó a salir un ligero humo de la chimenea instalada en el techo de la Capilla Sixtina.

En un principio no se distinguió bien el color, pero inmediatamente se vio que no era negro hasta convertirse en "Fumata blanca". Era el anuncio de que la Iglesia tenía un nuevo Papa.

Poco después, el repique de campanas de la basílica de San Pedro confirmaba que el Trono de Pedro tenía nuevo inquilino.

En medio del nerviosismo, emoción, alegría, interés por conocer el elegido y el nombre por parte de las decenas de miles de personas que abarrotaron la plaza de San Pedro, a las 18:43 local (16:43 GMT) el cardenal protodiácono, el chileno Jorge Arturo Medina Estévez se asomó a la logia de las bendiciones de la basílica de San Pedro del Vaticano y anunció al pueblo la elección las palabras del ritual.

"Annuntio vobis gaudium magnun: Habemus PAPAM" (Os anuncio una gran alegría, tenemos Papa).

Agregando, mientras la muchedumbre contenía la respiración: "Eminentíssimun ac Reverendíssimum Dóminum, Dóminum Josephum Sanctae Romanae Ecclesiae Cardinalem Ratzinger, qui sibi nomen imposuit Benedictum XVI (el eminentísimo y reverendísimo señor Joseph, cardenal Ratzinger, que ha adoptado como nombre Benedicto XVI).

Una cerrada ovación y gritos de "Benedicto, benedicto" acogieron el anuncio.

Cinco minutos, a las 18:48 horas local (16:48 GMT) Benedicto XVI, precedido de la Cruz, se asomó al balcón central para saludar a los fieles e impartir la bendición Urbi et Urbi.

Sus primeras palabras, en italiano, fueron: "Querido hermanos y hermanas, tras el gran Papa Juan Pablo II, los señores cardenales me han elegido a mi, un simple y humilde trabajador en la viña del Señor".

"Me consuela el hecho que el Señor sabe trabajar y actuar incluso con instrumentos insuficientes (en referencia a él) y sobretodo confío en vuestras palabras", añadió Benedicto XVI.

El nuevo Papa agregó: "en la alegría del Señor resucitad, confiando en su ayuda permanente, vamos adelante. El Señor nos ayudará y María, su Madre Santísima, estará de nuestra parte. Gracias".

Con su elección se pone fin a una etapa de Sede Vacante de la Iglesia Romana, comenzada a las 21:37 horas del pasado 2 de abril, cuando falleció Juan Pablo II.

El primer Cónclave del tercer milenio, según precisó el maestro de ceremonias pontificias, el arzobispo Piero Marini, comenzó a las 17:25 horas (15:25 GMT) de ayer, cuando pronunció el "Extra Omnes", todos los ajenos, fuera".

La primera fumata negra se produjo a las 20,04 horas local (18:04 GMT), dos horas y media después. La segunda, primera de hoy, a las 11:52 horas local (09:52 GMT) y esta tarde la blanca, el anuncio de que los más de mil millones de católicos del mundo tiene nuevo pastor. (EFE)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *