Home Política AMLO reitera que no violó la ley y fustiga a jueces, magistrados, ministros y al Ejecutivo Federal
Política - April 7, 2005

AMLO reitera que no violó la ley y fustiga a jueces, magistrados, ministros y al Ejecutivo Federal

El jefe del Distrito Federal deja
el veredicto final a la historia

Ciudad de México.- 7 de abril del 2005.- El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador, descalificó a los poderes Legislativo y Judicial, al tiempo que acusó a la mayoría de los diputados de actuar por consigna para votar por su desafuero.

A los legisladores les dijo: "no espero de ustedes una votación mayoritaria en contra del desafuero. Ustedes ya recibieron la orden de los jefes de sus partidos y van a actuar por consigna, aunque se hagan llamar representantes populares".

Ante el pleno de la Cámara de Diputados erigido en Jurado de Procedencia, López Obrador también cuestionó: "qué Estado de derecho existe si la mayoría de los jueces, magistrados y ministros no tienen el arrojo de sentirse libres y todavía se comportan como empleados del Poder Ejecutivo Federal".

"Ustedes me van a juzgar, pero no olviden que todavía falta que a ustedes y a mí nos juzgue la historia", advirtió a los legisladores.

En un discurso de casi 25 minutos, después del cual abandonó el Salón de Plenos y las instalaciones de la Cámara de Diputados, López Obrador sostuvo que no ha violado la ley ni actuado contra la justicia, por lo cual no se amparará ni negociará su libertad con nadie.

Expuso que quienes votarían en su contra, "y los que se abstendrán pensando que hay justo medio entre ser consecuente y ser cortesano, no deben ufanarse por haber logrado una especie de desafuero patriótico, porque su conducta tendrá que pasar por el escrutinio de la gente".

Acusó al presidente Vicente Fox Quesada de lo que calificó como un procedimiento deshonroso para la incipiente democracia en México y de actuar de manera facciosa para degradar a las instituciones.

Además acusó al presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Mariano Azuela, de complicidad al "supeditar los altos principios de la justicia y de la Constitución a las meras consignas políticas ordenadas por los intereses creados del momento".

El mandatario capitalino dijo tener la certeza absoluta de que se le juzga no por violar la ley, sino por su manera de pensar, de actuar y por lo que puede representar, junto con otros mexicanos, para el futuro del país.

Más adelante indicó que en esta sesión poco iba a argumentar en términos jurídicos sobre el juicio, pero señaló que nunca firmó ningún documento ni ordenó que no se respetara la suspensión del amparo al presunto dueño del predio El Encino.

No obstante, explicó que el propietario de El Encino primero reclamó una propiedad de 100 mil metros cuadrados, luego presentó una escritura ante el Ministerio Público de 86 mil, y en el Registro Público de la Propiedad aparece que posee 83 mil metros cuadrados, y que el tramo en cuestión ni siquiera es de su propiedad.

Según él, quienes manejan el truco de llamar "populismo" o "paternalismo" a lo poco que se destina en beneficio de las mayorías temen que el pueblo opte por un cambio verdadero.

Sin decir nombres, manifestó que son ellos quienes utilizan al Presidente de la República para lanzarlo en su contra e impedir que avance el movimiento de transformación nacional capaz de crear una nueva legalidad, economía y política, así como una nueva convivencia social con menos desigualdad.

"De cuál Estado de derecho hablamos si sólo se castiga a los que no tienen con qué comprar su inocencia. Qué Estado de derecho existe si la mayoría de los jueces, magistrados y ministros no tienen el arrojo de sentirse libres y se comportan como empleados del Ejecutivo Federal", dijo.

A su juicio, en México el derecho ha significado por lo común lo opuesto a su razón de ser. El derecho que ha imperado ha sido el del dinero y el del poder por encima de todo.

López Obrador aseguró estar acostumbrado ha luchar y reiteró que no es de los que aceptan dócilmente condenas injustas, por lo que anticipó que se defenderá.

Anunció nuevamente que no se amparará ni solicitará libertad bajo fianza porque "no soy culpable y por que así protestaré de manera pacífica ante la arbitrariedad que se comete en mi contra".,

Añadió que tampoco recurrirá a artimañas o a negociaciones vergonzosas, ya que ni siquiera la aspiración al cargo más elevado de la República podría justificar que haga a un lado sus principios y su dignidad. (Notimex)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *