Home Espectáculos Jesucristo y María Magdalena han sido personificados en el celuloide más de 150 veces
Espectáculos - March 25, 2005

Jesucristo y María Magdalena han sido personificados en el celuloide más de 150 veces

Imagen religiosa de Jesús
y María Magdalena

Ciudad de México.- 25 de marzo del 2005.- La historia de Jesucristo es la que más veces se ha contado en la pantalla grande, decenas de directores se han encargado de hacer del hijo de Dios una superestrella del cine en más de 150 películas.

Su vida ha sido interpretada por distinguidos actores, en todos los países y en todos los idiomas. Cada director ha expuesto un punto de vista diferente y ninguno de ellos ha excluido de su historia la imagen de María Magdalena.

Este controvertido personaje de la historia, ha sido representado por infinidad de actrices, muchas de ellas inolvidables tan sólo por este esfuerzo.

Desde la versión italiana Maria di Magdala, de 1915, dirigida por Carmine Gallone, y hasta la reciente versión de La Pasión de Cristo, dirigida por Mel Gibson, Cristo y María Magdalena se han trasladado al nitrato de plata y al celuloide.

En México son al menos cinco las cintas emblemáticas que sobre la vida de Cristo se han realizado, y en las que María Magdalena ocupa un lugar relevante. Adriana Lamar fue inolvidable en este papel, que estelarizó al lado del español José Cibrián, en el primer filme mexicano sobre el tema, Jesús de Nazareth (1942), de José Díaz Morales.

En su último trabajo como actriz, la austriaca Herminne Kindle Futcher (1905-2001), mejor conocida como Medea de Novara dio vida al excéntrico personaje en el filme María Magdalena (1945), de quien fue su esposo, el realizador Miguel Contreras y considerado como el cineasta que dio línea histórica al cine mexicano.

Posteriormente, el realizador Contreras intentó impactar aún más, con Reina de reinas (1948), pero ahora llevando en el rol estelar el talento de la española Luana Alcañiz. Aquí, se hizo referencia a la presencia amorosa de María Magdalena en la vida mundana de Jesús.

Alicia Palacios defendió con creces su arte dramático en El mártir del calvario (1952), que de acuerdo con la crítica especializada, es la cinta más representativa de la Semana Santa por su alto impacto dramático y realismo en su producción.

La cinta fue protagonizada por Enrique Rambal, que según los expertos es uno de los actores que más se ha acercado a la imagen dulce y tierna del Cristo que ha difundido la iglesia católica.

Para 1969 se filmó El proceso de Cristo, dirigida por Julio Bracho, con Enrique Rocha como protagonista; esta historia se subdivide en cuatro episodios y utilizó el recurso del flashback para conocer más a fondo la vida y enseñanzas del Hijo de Dios en la Tierra. Maura Monti es la responsable aquí del papel de María Magdalena, pese a que tenía una trayectoria en el cine de luchadores al lado del Santo.

Servando González dirigió en 1975 El Elegido, mostrando al espectador la Pasión de Cristo mediante el popular festejo que desde hace más de 100 años se lleva a cabo en Iztapalapa, en la Ciudad de México.

En 1954, Argentina también hizo su versión sobre la vida de Cristo, María Magdalena, y confía la interpretación a la actriz rumana Laura Hidalgo.

En 1977, Franco Zefirelli filmó Jesús de Nazareth, con Robert Powell como Jesucristo.

Los espectadores del cine independiente de Estados Unidos de los años 80, guardarán en sus recuerdos a la morena Yvonne Elliman en el papel de Magdalena en Jesucristo Superestrella (1973), de Norman Jewison.

En 1988, Martin Scorsese llevaría a la pantalla grande La última tentación de Cristo, con Willem Dafoe como encarnación de Jesucristo y su compatriota Barbara Hershey en el papel de María Magdalena.

El controvertido filme se proyectó en México 16 años después de su realización, ya que se prohibió su exhibición a nivel comercial, porque la cinta plantea que Jesús no muere en la cruz sino que prefiere gozar de los placeres sencillos de la vida terrenal al lado de María Magdalena.

Pero un filme sobre Cristo que aún está fresco en la memoria de los espectadores, es La pasión de Cristo (2004), de Mel Gibson, quien causó polémica por mostrar de manera explícita y cruda la violencia con que fue tratado el hijo de Dios antes y durante la crucifixión. (Notimex)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *