Home Por la Espiral Pide IP a políticos cuidar estabilidad
Por la Espiral - February 27, 2005

Pide IP a políticos cuidar estabilidad

Son  voces de alerta, en suma, múltiples llamadas de atención. Desde el  Banco de México, pasando por los líderes de las bancadas partidistas, tanto de la Cámara de Diputados como de Senadores, los analistas, académicos y los empresarios  representantes de las principales cúpulas del país, todos están   convocados  bajo el unísono que sugiere  “que el próximo proceso electoral, el de 2006, no puede poner en riesgo la estabilidad económica y financiera de México”.
 Permanece en el aire la interrogante de, si a diez años de distancia, los mexicanos  podríamos soportar otra devaluación, ¿aguantaría nuestro bolsillo? ¿Cuántas micro, pequeñas y medianas empresas sobrevivirían? Y ¿qué pasaría con la alicaída clase media multichambista? ¿Cuánto nos está costando y puede seguir costando esta transición a la nada?
 Desde que inició el sexenio del presidente Vicente Fox, los analistas políticos encontraron profundos vacíos de poder y dieron cuenta de un ambiente caracterizado por la falta de gobernabilidad. Para el  tercer año de gobierno fue inocultable la carrera adelantada por la sucesión de 2006. En el quinto año, ni el equipo del presidente logra  matizar el enrarecimiento del clima político ni el propio Fox puede controlar el polvorín en que se ha convertido Andrés Manuel López Obrador, jefe de Gobierno del Distrito Federal.
 A estas alturas la mayor parte de los empresarios del país temen un descontrol político que ocasione un tsunami financiero con efectos de contagio en la economía real.
 De manera muy especial, tanto la Bolsa Mexicana de Valores (BMV)  como el mercado cambiario, siguen una cotidianeidad en la que demuestran un cierto blindaje al tema político presumiendo de  un comportamiento estable, diría ejemplar, ante diversos factores que los han puesto ha prueba: la ingobernabilidad; la falta de reformas; la ausencia de poder; la sucesión adelantada; los escándalos de corrupción; etc.
 Como lo señalamos en su oportunidad,  la BMV fue  de los mercados bursátiles más rentables e importantes de 2004 en el entorno internacional. En lo que va del año la actividad bursátil ha crecido por encima del 6 por ciento. El viernes pasado, la bolsa ganó 1.36% en una sola jornada con el IPyC, principal indicador bursátil, subiendo hasta los 13 mil 870.20 puntos.
¿Cuánto puede durar? Depende directamente de los ánimos y las percepciones del gran inversionista extranjero y del especulador nacional que quiere enriquecerse más por medio de otra crisis.  El bursátil no es un mercado fiel en las buenas y en las malas. Tengo la impresión de que parte de sus participantes están a la espera de un  gran pretexto para vender y desplomar la bolsa y empezar a comprar dólares y sacarlos del país. Es un escenario no deseable.
En este punto,  Manuel Somoza, presidente de la Operadora de Fondos de Inversión Prudential Financial, pide a los políticos que no pongan en riesgo la  estabilidad económico-financiera “porque una fuga de capitales extranjeros afectaría de manera importante al tipo de cambio de nuestra moneda y presionaría las tasas de interés”.
 Los indicadores que maneja Prudential Financial revelan que por lo menos han entrado al país flujos de capital superiores a los 8 mil millones de dólares para ser invertidos en bonos de 10 y 20 años de plazo emitidos por el gobierno federal. También en el mes pasado ingresaron  3 mil millones de dólares para comprar UDIS a 15 años de plazo.
 Estos movimientos de capital foráneo llegando a México para participar en un abanico de oportunidades de inversión, tanto en la bolsa como en los fondos de inversión, son positivos porque reflejan confianza pero de igual forma así como llegan se pueden ir en cuanto perciban riesgos, inestabilidad, focos rojos que alteren las calificaciones del riesgo-país. Como dice Somoza “ese dinero se puede ir ante problemas de orden político”.
El directivo revela que hay varios intermediarios financieros que están tomando acciones y medidas de precaución, dos de estos son las Afores y las Sociedades de Inversión, que por el momento no se atreven a tomar títulos de largo plazo ante  el riesgo de que los capitales externos salgan del país y las inversiones locales se vean perjudicadas.
GALIMATÍAS
 En el grupo empresarial destacan las opiniones de José Luis Barraza, presidente del Consejo Coordinador Empresarial  (CCE),  quien en distintos foros a lo largo y ancho del país advierte de un  ambiente político a punto de desbordarse.
  Barraza está realizando amplios esfuerzos para unir a todo el sector empresarial en un eco de advertencia que haga recuperar la cordura a los políticos por el bien de los mexicanos y de nuestro presente y futuro económico. Muchos esperamos que ojalá lo logren a tiempo.
 Otro de los preocupados y ocupados es Alberto Núñez Esteva, presidente de  la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), quien también advierte de los costos sociales que podríamos pagar los mexicanos por un mal manejo del proceso sucesorio.
 La Coparmex lanzó hace poco una interesante campaña en conjunción con diversas organizaciones sociales para definir el perfil del próximo presidente. El Frente Sociedad en Movimiento comenzará actividades el 10 de marzo y tiene como finalidad primordial influir en la forma en cómo se desempeñan las campañas políticas, para obligar a “los suspirantes” a la Presidencia a que se reúnan en diversas jornadas cívicas con grupos de ciudadanos dispuestos a narrarles toda la serie de necesidades y carencias que padecen.
 La Coparmex busca coadyuvar primero, a que los Partidos Políticos elijan al mejor de sus candidatos y segundo, a que la población seleccione y vote por el mejor de los contendientes por la carrera Presidencial.
 Las jornadas cívicas durarán un año, hasta marzo de 2006.
 Desde POR LA ESPIRAL enviamos una felicitación muy extensa a todo este grupo de empresarios inquietos por contener un  desbordamiento político y por participar para que la ciudadanía no se deje engañar por el  primero que le hable bonito.
 Por su parte, en los tonos de la congruencia la ciudadanía esperamos que llegado el momento los empresarios no contribuyan a la charola de los candidatos.  La Iniciativa Privada tiene la oportunidad histórica de demostrar, si verdaderamente desea hacerlo, que es un actor que va más allá de lo económico que también puede tener sentido social y que sabe poner el orden en la casa cuando todos andan vueltos locos en su propia esfera de autocracia o egocracia.
 Agradezco sus comentarios a: claulunpalencia@yahoo.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *