Home Cine Silente Mexicano MÁS CAGA UN BUEY PARADO, QUE CIEN CHANATES BURREROS
Cine Silente Mexicano - February 18, 2005

MÁS CAGA UN BUEY PARADO, QUE CIEN CHANATES BURREROS

MÁS CAGA UN BUEY PARADO, QUE CIEN CHANATES BURREROS.- Siete organizaciones campesinas se manifestaron violentamente frente a la Secretaría de Gobernación, desde temprana hora miles de campesinos marcharon por enésima ocasión al palacio de Bucareli para exigir el cumplimiento del Acuerdo Nacional para el Campo, así como la inmediata aplicación del presupuesto designado al campo para este año que no se ha visto por ningún lado. Atemperado el intento violento de los campesinos por los pretorianos de Yunes, el que está plenamente convencido de que el que a buen árbol se arrima ya no lo pueden ver «miar» y que aconsejó al «Bachiller» subsecretario Felipe González que entre más asociaciones se junten, más bolas se van a hacer y hay que dejarlos que cabresten, que ai agarrarán su paso, y lo más que pueden hacer es bailar encuerados. El de Aguascalientes, que pronto dominó la técnica de las mesas de diálogo, de inmediato las instaló con manteles de papel de china picado alusivo a la protesta, e invitó a los líderes a tomar atole. Una vez más los dirigentes informaron a los campesinos que en el transcurso de las pláticas acudirían los secretarios del gabinete agropecuario para responder a las inquietudes y exigencias presentadas. Aclararon que la jornada no concluirá con la instalación de mesas, ni más promesas, sino cuando se cumplan los 282 puntos del ANC (Y su nieve ¿de qué la quieren?). Las vicisitudes del gobierno son tantas, son tantos los remiendos y los agujeros no quedan tapados con los parches mal pegados a trompa talega, que por lo pronto lo importante es ganar tiempo y seguir dándoles cuerda a los campesinos mandándolos de una secretaría a otra, mientras calman a los «narcos» que ni los traen en un puño, ni les están dando la batalla. Lo que están dando es palos de ciego, como el espía de Los Pinos, Nahum Acosta, y «la guerra que se intensifica día con día» quién sabe con quién la estén dando «de la base a la punta», porque los «narcos» siguen tan campantes como el whisky del viejito, o el reposado de origen, y todos los días aparecen ajusticiados por toda la República. El movimiento campesino siempre ha estado debilitado. Nació organizado al trote en la rebatinga que se soltó terminada la Revolución, y el mismo gobierno se ha encargado de dividirlo para debilitarlo. La Confederación Nacional Campesina fue creada por decreto presidencial en 1935, es la organización reconocida como oficial y tiene representaciones a lo largo y ancho del campo mexicano, es el principal instrumento de presión agraria y siempre ha estado a las órdenes del gobierno en turno, sigue pegada al PRI, pero como ahora le cuesta, no la deja que se le arrime mucho. Lo mismo ocurrió con otras organizaciones oficiales, semioficiales e independientes que se arrimaron a partidos políticos, que las utilizan descaradamente para fines electorales, y mientras más fregados se vean sus agremiados más recursos económicos obtienen para conseguir posiciones políticas, y a los campesinos puro jarabe de pico y de vez en cuando, algunas playeras con logotipo, cachuchas o huaraches nuevos. Dizque con la finalidad de representar la iniciativa privada en el campo, oficialmente se creó el Consejo Nacional Agropecuario, constituido por más de ochenta organismos de empresas campesinas productivas nacionales que tienen las mejores tierras de riego. Pero aparte de tener agarrados de los tanates a los campesinos medieros, jornaleros y temporaleros, a los que les compran sus magras cosechas, les aprietan más el mecate que usan por fajo los pobres desharrapados, pa’ que jalen por donde ellos dicen. En los últimos tres sexenios el CNA se ha convertido en el organismo privilegiado para definir la política agropecuaria oficial, fue la única organización que participó y fue tomada en cuenta en las negociaciones del TLCAN. Y como de que la perra es brava, hasta los de casa muerde, hoy este Consejo Nacional es el defensor más cabrón para que no se renegocie el Tratado de Libre Comercio y que se actúe con fuerza frente a las movilizaciones campesinas. La ley de Caifás: al jodido, joderlo más. Para que sus cuentas saque: ahorita en el país existan más de treinta organizaciones que representan a los campesinos y por eso el chilladero y revoltijo, no alcanzan las chichis de la marrana para tanto marranito y no quieren mamar parados, quieren que la puerca se eche. En el Congreso Agrario Permanente (CAP) se aglomeran doce organizaciones, unas ligadas al PRI y otras independientes. Este organismo cupular está dividido en dos: en una parte están el CAM, la CCI, la UGOCP, la Alcano y la Unión General Obrera y Campesina de México (UGOCM). Dentro del CAP hay cinco organizaciones que participan en el movimiento «El campo no aguanta más»: la CODUC, la CIOAC, la CCC y la UNTA. Y como si fuéramos pocos, parió la abuela, en 1993, a raíz de las protestas de deudores que cayeron en cartera vencida del campo y la ciudad, se fundó «El Barzón», que actualmente tiene más de 22 mil agremiados en todo el país. Y sigue la mata dando: también existen otras organizaciones del sector privado: la Confederación Nacional de la Pequeña Propiedad (CNPP), fundada en 1945. La Confederación Nacional Ganadera, creada en 1936 por decreto del presidente Lázaro Cárdenas, para mejorar la ganadería. En entregas posteriores les relataremos los logros que han conseguido para sus agremiados y las posiciones políticas que han conseguido sus líderes. Y como tenemos cuatro años sin gobierno, ni mando, ni respeto, cada quien jala pa’ su lado y el que tiene más saliva es el que traga más pinole, y la única que batalla es la del campesino y es al que con muralla o sin muralla siempre le rompen la madre. «El que parte y recomparte, se lleva la mejor parte».

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *