Home Cosas Veredes del Mío Cid ME ENTIENDES MENDEZ
Cosas Veredes del Mío Cid - February 7, 2005

ME ENTIENDES MENDEZ

O te lo explico merolico, le acomoda la raza al adagio ya más que preventivo exigente. Y es que la carta del embajador Tony Garza, que dicen ya va a ingresar a la perra brava, justo después de la toma de posesión de la sutil Condoleeza, pese a las candorosas explicaciones del chistoso Derbez, que en lugar de decir "Comes y te Vas", tendrá que decir "Dijo mi Mamá que siempre no" al Presidente de Irán, Mohammed Khatamí, invitado de honor a un encuentro internacional por la Paz y el Dialogo entre las naciones, en San Luis Potosí el próximo mes de marzo. Estas son las llamadas a misa para que le vallan tanteando el agua a la próxima reunión con el presidente Bush. El clima de inseguridad, no sólo en la Ciudad de México, sino en diversas regiones del país, por la ineficacia del sistema de seguridad pública que no ha logrado implementar medidas de prevención para la atención de los delitos. Y por otro, a la ineficacia del sistema de justicia, producida por los elevados índices de impunidad, corrupción y falta de profesionalización del trabajo de los operadores del sistema de justicia, a vulnerando el estado de derecho. Los medios internacionales que no están atentos a las frivolidades y necedades de Martha, comiendo tamales, llevan una rigurosa contabilidad de secuestros denunciados, marchas de seguridad, ejecutados en todo el país, asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez, motines carcelarios, asesinatos en los penales y todo lo que irrita y acrecienta la falta de credibilidad de la ciudadanía frente a las instituciones, lo cual es un síntoma grave que requiere ser atendido con medidas efectivas, no con declaraciones festivas de que el llamado de Washington fue un: «un poquito escandaloso, eso ya quedó atrás y vamos a darle vuelta a la hoja, vamos a consolidar una frontera segura y moderna». Suspendida la gira del chacoteo por las fronteras del norte, Fox citó de inmediato para instalar el Consejo de Seguridad Nacional, para taparle el ojo al macho, porque son las mismas mulas del domino del gabinete de Seguridad, que entre todos juntos no sacan un perro de una milpa. El fastuoso Consejo lo preside Fox y su secretario será Santiago Creel, que dada su efectividad y la de su jefe de comunicación social, seguro ya ordenaron mandar el boletín de prensa de estilo, con copias para Osiel Cárdenas y los Hermanos Arellano Félix, en La Palma, en atención a sus desplegados en la prensa; notificación por estrados al «Chapo» Guzmán, del que se desconoce su domicilio, el otro «chapo» es parte del Consejo, así que esperemos le informe a Yunes; así como también a la Suprema Corte para que habilite a los empleados de intendencia a recibir a los notificadores de Controversias Constitucionales en días inhábiles; para el Procurador Navarrete Prida, para que súbitamente aparezcan en el expediente de los allegados al circulo de los famosos malabaristas "Salinas Brothers" y con copia también para la Cámara de la Industria de la Lavandería y Planchado en Seco, para efectos electorales. ALUCINANDO.- En la metodología de los jóvenes es necesario tener la capacidad de desarrollar una aplicación compleja para entender, usar y aplicar el lenguaje, para depurar el concepto e imaginar el estilo en el cual fue concebido por el programador del código optimo, actual y variable, independientemente del lenguaje que utilice y de la plataforma donde lo vaya a utilizar. «Se paso», lo dicho por Santiago Creel del Embajador Norteamericano en México, puede aplicarse como el rebase de un límite establecido en el uso, consumo o aplicación de lo conceptuado, en algún tiempo de la conjugación del verbo meter, en su momento. «No te manches», puede ser alusión a una negativa de acción inaceptada. «No Alucines», limita la imaginación llevada a parámetros psicológicos y al tenor de ese término, permítaseme presentarles algunas de mis actuales lucubraciones introspectivas: El PRI maltrecho, resquebrajado, en la inopia de lemas conceptuales e ideología expelida, sin dedo impositivo, en las manos férreas de un sórdido inventor de la ignominia, no se le ve pendón de gloria. La insidia y despecho de la fémina vilipendiada con la perversidad a su manejo, mucho tendrá que decir en la postrimería de la institucionalidad, aún con la humildad franciscana mostrada a su regreso. La mapachería hecha catecismo hizo el remix del edén tabasqueño en canto Gregoriano y es cantada a coro por los acólitos de la codicia del «TUCOM» que la aprendieron a pie juntillas y que contestan el «motete» en la ceremonia del «requiescat», ahora con sonrisas soslayadas por el jubilo que concita la presencia inesperada. El PRD arrastrando vetustas complejidades de familia, desvergüenzas de devaneos codiciosos, homéricas batallas a destiempo, sacrificios obsoletos anunciados excedidos por la intriga y la impudicia manifiesta. Con el provocado encono descarnado por el complejo de la estolidez descubierta, no llegarán más allá de sus limitadas controladas latitudes. Los demás partidos, a quienes la vida, la caprichosa vida les impuso el noviciado de las primerizas, seguirán haciendo sala en espera de la mejor oferta por su frágil corazón. Pero el PAN, ese PAN que se ha descubierto de los velos de pudicia y exhibe el infecto contagio del poder mal ejercido, sagazmente dirigido (no por el infecundo Bravo Mena, menos por un Fox que ya bagazo), no lo desecharon tuvieron la pedantería de colocarlo en una estrella, ni por Diego, que a sus años en ineluctable empeño quiere sacar juventud de su pasado, ha ido eliminando posible precandidatos; el llorón Medina Plascencia, que no ha sorbido los mocos; Felipe Calderón Hinojosa, que se llevó entre las espuelas a un Paco Ramírez Acuña atosigado, elucidando cuentas propias y ajenas; Barrio, que nuca ha valido un cacahuate, menos una candidatura; Cárdenas Jiménez, a quien le dicen «Bebeto», por no ofenderlo por sus escatológicas viscosidades; el «Canciller Chusco», venido a menos por inducidas supuestas ambiciones internacionales; el «Apóstol del Estado de Derecho», el ingenuo Creel, que se pasó, como el Embajador Norteamericano, y al que al final del camino el TRIFE, que no ha decidido el fondo de la acusación en su contra, decidirá, y a la hora del nombramiento de candidato, cuando el tiempo apremie, con el camino deambulado no van a tener más remedio que elegir a la mano que ha venido meneando el abanico con ladina ignorancia y sibilina calculada imprudencia, pero con la insolencia de la ambición desbocada moldeable. Como lo hicieron en los comicios pasados los que preconizan para su inmarcesible heredad. CHULAS FRONTERAS.- Andándome yo paseando por las fronteras del Norte, hay que cosa tan hermosa, de Tijuana a Ciudad Juárez, de Ciudad Juárez Laredo, de Laredo a Matamoros, sin olvidar a Reynosa. Bigote caído, ceja pintada, copete ralo, tejana arriscada a veces, bota vaquera, así andaba Fox contento por Algodones, Baja California, en donde inició una gira que continuaría por todas las fronteras del norte, viendo venir a los güeros y diciéndoles a los paisanos: «No hombre, aquí no hay bronca, miren que chulada de gente nos visita, nunca hemos estado tan en buena onda con los vecinos gringos como ahora», y se vienen a la mente por la facha y lo dicho los versos del legendario Eulalio González «el Piporro», que le cantaba a la raza: «Yo les digo a mis amigos, cuando vayan a las pizcas, no se dejen engañar. Con los güeros ganen lana pero no la han de gastar. Véngansen pa’ la frontera, donde si van a gozar». Y en esas andaba rodeado de guaruras y periodistas haciéndoles alegres declaraciones: «Aquí todo está tranquilo, la vida en la frontera es normal y sigue su marcha. Afortunadamente hay muchísimos visitantes caminando en las calles, tranquilos, a gusto, haciendo comercio, saludándose entre amigos, los dos lados de la frontera, y así es la relación México-Estados Unidos». Días antes se había referido a los malentendidos de los Norteamericanos, que con cualquier cosa se calientan, y no como nosotros que tenemos el control sobre la seguridad de acá de este lado puro mexicano, cuando de pronto le avisaron del Estado Mayor que tenia que suspender la gira y a toda prisa regresarse a México DF., por razones de seguridad. Y ahí terminó el corrido del hijo desobediente, que dicen ya suelto de la mano, lo único que faltaba es que le siguiera la tambora, que le tocaran el quelite, después el niño perdido y por el último el torito pa’ que vean como se pinta.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *