Home Toros y Deportes Otra noche inspirada y México vence a Dominicana ante la euforia de los aficionados
Toros y Deportes - February 4, 2005

Otra noche inspirada y México vence a Dominicana ante la euforia de los aficionados

El equipo mexicano responde con
creces enmedio de un gran ambiente
y ante un estadio lleno a reventar

MAZATLAN, Sinaloa, México.— 04 de febrero de 2005.- (La Opinión) Fiel a su filosofía, el manager de México, Juan José Pacho, comentó antes del juego: "No es lo mismo un 3-0 que un 2-1. No puedo pensar en el día de mañana. Tengo que resolver hoy".

Y resolvió… y como siempre, a su favor y el de sus queridos Venados, el equipo de toda su vida.

Miguel Flores y Vinicio Castilla remolcaron dos carreras por cabeza, y Pablo Ortega se salió de dos enormes apuros para que los campeones locales vencieran por 7-1 a las Aguilas Cibaeñas, de República Dominicana, en la tercera jornada de la Serie del Caribe.

Es el tercer triunfo al hilo para el contingente azteca, mismo que fue celebrado a más no poder por unas 15 mil almas que corearon de principio a fin. Mientras la temible escuadra dominicana sigue rezagada en busca de su primer triunfo.

Ortega recorrió ocho entradas de lujo en las que limitó a la gruesa artillería quisqueyana a una carrera y cinco hits. La derrota se le cargó a Julián Tavarez, que fue explotado en el quinto dejando atrás cinco carreras.

Los Venados encontraron muy temprano el camino hacia el pentágono. Un par de errores y una base por bolas se lo despejaron para arrancar con un 3-0 en el mismo primer episodio.

Trenidad Hubbard, primer bateador del juego (México fungió como visitante), recibió boleto, y un doblete tempranero de Flores lo envió a casa con la quiniela mexicana.

Acto seguido, Castilla sacó roletazo de frente a tercera, pero el tiro de Ronnie Belliard fue muy alto a primera. La pifia fue bien aprovechada por Flores para cruzar el plato.

Tavarez tomó un respiro y ponchó a Erubiel Durazo y a Derrick White. Y el veterano lanzador derecho quisqueyano pudo haber cerrado el inning cuando dominó a Miguel Ojeda con rola a segunda, pero una vez más el fantasma del error volvió a aparecer burlón.

Rafael Furcal, uno de los guantes más solventes de las Grandes Ligas, no pudo retener el batazo del "Negro" y Castilla puso las cosas 3-0.

Los cibaeños ripostaron al cierre. Furcal repuso su error con triple y anotó la primera carrera de Quisqueya amparado en roletazo a segunda de Luis Polonia.

Ortega retiró en orden a los siguientes cinco bateadores hasta que en el cuarto aflojó un poco y se le llenaron bases de dominicanos y… ¡sin outs!

Fue ahí donde recurrió a sus armas letales: el cambio y sliders, para salir ileso colgando un cero del tamaño del estadio, haciendo rugir al monstruo de mil cabezas.

Alexis Gómez y Bernie Castro abrieron el inning ligando sencillos. Para colmo de males, Ortega, uno de los pitchers de más control de México, dio boleto a Furcal congestionando los senderos.

El derecho de Nuevo Laredo, Tamaulipas, obligó a Polonia a sacar rola por primera y Gómez fue out en el plato. Acto seguido, Miguel Tejada, el hombre que lleva cinco temporadas seguidas impulsando más de 100 carreras en las Grandes Ligas, sacó un roletazo alto sobre la almohadilla de segunda que facilitó al paracorto Heber Gómez a ejecutar una doble matanza salvadora.

Flores y Castilla recompensaron esa gesta de Ortega entregándole un par de carreras en el quinto. Ese episodio fue el último de una mala noche para Tavárez.

El segunda base regiomontano produjo la primera del inning con su segundo doble del partido, y más tarde anotó la quinta rayita impulsado por sencillo de Castilla: 5-1.

Tavárez fue relevado por el zurdo Arnaldo Muñoz, quien sacó el inning con ponches a Durazo y White. Pero en la siguiente entrada Furcal cometió el segundo error de su jornada oscura y permitió a los Venados la sexta carrera.

Para no dejar dudas de su enorme corazón, Ortega se volvió a salir de una emboscada con tres a bordo y otra vez… sin outs, en el sexto. En esta ocasión hizo batear para doble play al estadounidense Matt Cepicky con una rola a sus manos, y doblegó a Pedro Feliz con rodado al campo corto.

En la séptima, el segundo jonrón en la serie de Johnny Gomes frente al cubano Vladimir Núñez, garantizó la victoria que puso a soñar a Pacho y su gente a llevarse un banderín caribeño que sería el primero de un equipo mexicano en su propio terreno.

Pacho tiene listo para enfrentar esta noche a Venezuela, al derecho chihuahuense Rigoberto Loya. Jorge Campillo abre mañana contra Puerto Rico y el domingo vuelve el estelar Francisco Campos contra Quisqueya.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *