Home Cosas Veredes del Mío Cid ORA SI SE VENDIO EL PULQUE, LLEGARON JICARAS NUEVAS
Cosas Veredes del Mío Cid - January 15, 2005

ORA SI SE VENDIO EL PULQUE, LLEGARON JICARAS NUEVAS

Subido en un  banquito, Ramón Martín Huerta, dio la cara para anunciar los cambios en la secretaría en donde se esconde: el aguerrido Miguel Ángel Yunes, fue nombrado Subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana.

Dicen que para que la cuña apriete, debe ser del mismo palo, y parece que al fin se dieron cuenta en el gobierno que pa’ carbón, carbón y medio.

Yunes es diputado federal con licencia por Veracruz, en donde nació con la luna de plata y con alma de pirata, es un icono priísta, pero los principios, ideología y convicciones valen madre en esta justa política, en la que el anhelado cambio ha devenido por la ingobernabilidad, en denigrar la incipiente democracia.

Seguro le robará las cámaras y los micrófonos al acomplejado Martín Huerta, que se asusta con las pedradas, porque este jarocho no le teme ni a la maestra Elba Esther Gordillo, de quien es gente de confianza, y por tal la ve cuando la urgencia lo requiere recién levantada, sin arreglarse, ni peinarse y en la Gloria de Dios esté «El Perro» Aguayo, que quedó desfigurado por los avatares del Pancracio, dicen los deslenguados que era un primor comparado de cómo quedó la poderosa política después de supuesta enésima operación de cirugía estética, que no se atreve todavía a dar la cara, pero de lejecitos como toman las cámaras al peinador Alfredo Palacios,  sigue acomodando sus piezas en el tablero de Fox, que creé es de damas chinas y no de ajedrez.

Al que le deben estar temblando las amígdalas, es al rey feo de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán, que le hizo público todo su corrido al combativo Yunes y los encuerados de los cuatrocientos pueblos, que vinieron a enseñar el machete y la cañada del diablo, sin recato, ni tubo alguno, bailando afuera del edificio del PRI del DF y en San Lázaro, ahora si van a saber lo que es amar a Miguelito en tierra de indios.

¿DE QUE MURIO EL QUEMADO?: DE PURO ARDOR.- Al PAN y al jocoso ranchero del Bajío les dolió, el Madrazo impetuoso, que se soltó calificando al vejete enamorado de mentiroso, por su telepatía de lo mejor que está por venir y porque afirma el impúdico que el Acuerdo Nacional para el Campo ya se cumplió. Ocasión que propicia el uso coloquial de la retórica vernácula con el apotegma: La zorra no  ve su cola ni el zorrillo su fundillo.

La indignación le caló profundo a Fox y la irritación creció, porque cae más pronto un hablador que un cojo, y la televisión que supuestamente es su aliada ha pasado y repetido su peripatética caída en un reportaje de lo más ridículo que sucedió en el  año que terminó.

La memoria de la Cámara de Diputados concita a la meditación histórica de lo dicho por los próceres panistas que se repiten unos a otros: hay que contener los eructos que desde adentro se salen a divertir, si no han de lograr tu intento, retáchenlos para adentro, no anden dando que decir, y es que les han sacado roncha en todo el partido azul, y retiembla en sus centros la tierra al escuchar en delirante spot al Fox de hace unos años que decía a los Diputados de su época: «comuniquen, razonen, legislen», que es justamente lo que vienen haciendo ahora.

También es desternillante de risa escuchar y ver el único y fugaz momento de brillo del gris Medina Plascencia cuando contestando un informe dijo: «no hemos enfrentado a las groseras presiones del gobierno» y el respetable recuerda el adagio de que: «para palabras necias, oídos sordos».

La joya de la corona publicitaria de los certeros y creativos legisladores es la aparición de Santiago «apóstol» del Estado de Derecho, que dicen con «sopechosismo», es la mano que mece una cuna, ha declarado: «Ya no manda el Presidente» y agregó: «Con este procedimiento estamos poniendo a cada cual en su lugar». (También a Bush). El inútil de Felipe Bravo Mena, como la muda dijo: «¿Eee…?». Y se tragó el chicle.

NO CANTA MAL LAS RANCHERAS.- Martha Sahagún, que siempre cantó la exquisita partitura del íntimo decoro, alzó la voz a la mitad del restaurante «Casa Mellado» y dijo con épica sordina, allá en la tierra en donde se respeta al que gana, que aparte de que lucha y colecta por los desprotegidos, los niños y las mujeres, la vida política de López Obrador no vale nada, porque en marzo quedará inhabilitado para contender por la Presidencia de la Republica.

López Obrador que navega por las ondas civiles con remos que no pesan, porque van como los brazos que reman los viejitos en apoyo en contra del desafuero. Aprovechó la primera desafinada del año y la pifia de que le contestaran de la Presidencia, negando lo dicho por la segunda esposa con nombre de artista de teatro de revista, y ha armado tal revuelo que ya los necios diputados están citando a María del Carmen Segura Rangel, coordinadora general de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, que tendrá que comparecer ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, para que explique las compras que por más de un millón de pesos hizo a la empresa Revilla y Compañía de León, S. A., que pertenece a la familia Bribiesca y que como las cuentas de la Lotería Nacional están un tanto revueltas de «sospechosismo», pero como éstas y otras auditorias, era tanta la intención devota por la caridad y la misericordia que quedarán como exvotos en el cerro del cubilete, consuelo de los que sufren y adoración de las gentes.

El primer esposo del País, que es el que siempre desentona y se descuadra, no se quiso quedar atrás y unos días después en Chiapas, en la más honda música de selva al golpe cadencioso de las hachas, entre risas y gritos de muchachas y pájaros de oficio carpintero, soltó de su bronco pecho que «el zapatismo prácticamente está quedando ya en el pasado».

Como andaba en la Lacandona, en donde se asientan los municipios autónomos (dentro del Estado de Derecho), veremos que tan bien funciona el reloj del Comandante Marcos y si se tarda los mismos quince minutos del ranchero desentonado en los cantos ocurrentes para contestarle.

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *