Home Paisanos Celebran el Día del Inmigrante en Los Angeles
Paisanos - January 9, 2005

Celebran el Día del Inmigrante en Los Angeles

Entrada al 'Barrio Chino' de Los Angeles

Los Angeles, California.- 9 de enero de 2005.- (La Opinión).- "Fui extranjero y me recibieron", es la frase bíblica en Mateo 25:35 que hoy en día han hecho suya las organizaciones religiosas defensoras de los derechos de los inmigrantes que ayer celebraron en esta ciudad el Día del Inmigrante.

Una misa en la Catedral de Los Ángeles a cargo del Cardenal Roger Mahony y un festival cultural en el Barrio Chino, fueron los eventos donde se congregaron más de mil inmigrantes para dar por concluida la Semana Nacional de la Migración.

Fue una semana de celebraciones de la Iglesia Católica en todo Estados Unidos para recordar que este país tiene raíces inmigrantes y está forjado por el esfuerzo de ellos.

"Esta es una misa en honor de los inmigrantes y los refugiados en Estados Unidos", mencionó el hombre de la túnica blanca y el solideo rojo. "Porque todos han llegado aquí con la misma motivación y para alcanzar el mismo objetivo, que es tratar de tener una vida digna y mejor".

En la Catedral había feligreses de múltiples nacionalidades que portaban vestidos típicos de sus lugares de origen. Un grupo de niñas vietnamitas se lució con un baile que abrió paso a la entrega de ofrendas por parte de diversos grupos de inmigrantes, en su mayoría asiáticos.

Luego de la ceremonia religiosa, los parroquianos asistieron a la Iglesia de San Pedro-Casa Italiana, en el Barrio Chino, para ser parte de un festival cultural donde se saborearon platillos de diversas regiones del mundo.

Ahí había pupusas salvadoreñas, tacos mexicanos, saté oriental (pollo en barbacoa), mejillones hawaianos, egg rolls vietnamitas, arroz filipino, pastas italianas, caldo indonesio, pastelillos portugueses y frijoles africanos.

El padre Giovanni Bizzotto, representante de Misioneros Scalabrini, dijo que este año el tema de la jornada fue: "Caminando por la paz y la esperanza".

"Estamos celebrando el Día del Inmigrante que es parte de la Semana Nacional del Inmigrante que se celebra en Estados Unidos, con la finalidad de hacer un tesoro de nuestra historia y de nuestra riqueza, y organizando a más grupos étnicos", comentó el padre Giovanni.

En los festejos del Día del Inmigrante estuvieron representados alrededor de 40 grupos étnicos inmigrantes.

"Ojalá este día sea de conciencia y que como Iglesia y país demos la bienvenida a todos, respetando, valorando y luchando para que todos tenga una vida digna y de oportunidades", dijo este hombre que viste de negro y cuello blanco.

Para el padre Giovanni, en la actualidad los migrantes son todavía discriminados, marginados y sin los derechos que como humanos deberían tener.

La celebración estuvo a cargo del Ministerio Multiétnico de la Arquidiócesis de Los Ángeles y de los Misioneros San Carlos-Scalabrini, una congregación creada en Italia en 1887 y fundada por Monseñor Juan Bautista Scalabrini para ayudar a los migrantes que en esa época huían a Estados Unidos, Brasil o Argentina en busca de mejores condiciones de vida.

Actualmente la congregación tiene raíces en cientos de ciudades alrededor del mundo, ofreciendo ayuda a los inmigrantes y refugiados. Un ejemplo es la casa del Migrante Scalabrini que existe en Tijuana, México.

"Hoy en día estamos trabajando en todo el mundo, quisimos aprovechar el centenario de la muerte de Juan Bautista Scalabrini para junto con la arquidiócesis de Los Ángeles promover este Día del Inmigrante", añadió.

Osvaldo Cabrera, dirigente de la Coalición Latinoamericana, quien estuvo presente en la celebración, dijo sentirse complacido por la celebración de la Iglesia Católica en este Día del Inmigrante.

"Vemos con gran beneplácito lo que la Iglesia hizo, congregar a representantes de inmigrantes de todas las nacionalidades, y que la Coalición Latinoamericana haya sido invitada, porque somos una organización que defiende los derechos humanos de los migrantes y la justicia social.

"Este día es grandioso porque se reunieron todas las etnias, se reunieron pobres y ricos bajo un mismo credo y una misma religión, y tratando de hacer una fuerza para poder defender los derechos de los migrantes", dijo Cabrera.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *