Home Buenas Noticias “Flores”, de Mario Bellatin, novela de una estética perturbadora
Buenas Noticias - January 3, 2005

“Flores”, de Mario Bellatin, novela de una estética perturbadora

Una novela desconcertante
y cautivadora

Por Gregorio Martínez Moctezuma
Corresponsal Azteca 21

Ciudad de México 29 de diciembre de 2004. "Existe una antigua técnica sumeria, que para muchos es el antecedente de las naturalezas muertas, que permite la construcción de complicadas estructuras narrativas basándose sólo en la suma de determinados objetos que juntos conforman un todo. Es de este modo como he tratado de conformar este relato, de alguna forma como se encuentra estructurado el poema de Gilgamesh. La intención inicial es que cada capítulo pueda leerse por separado, como si de la contemplación de una flor se tratara".

Este texto sirve de entrada a la novela "Flores", de Mario Bellatin, una novela desconcertante y cautivadora, perturbadora y fascinante. Tal como el autor estimaba: cada capítulo puede leerse de manera independiente, precisamente como si se contemplara a una flor, a veces exótica y a veces ordinaria, pero en ambos casos la contemplación atrapa la atención del lector.

Mario Bellatin es un escritor muy ocupado, pues debe repartir su tiempo entre múltiples actividades: escribir, leer, ver películas, atender la escuela dinámica de escritores —de la que es director—; sin embargo, amablemente accedió a platicar con nosotros de "Flores" (Anagrama, 2004), de la escritura, de cine y de la escuela de escritores.

"Sí, ‘Flores' es una novela desconcertante. La escritura me interesa mucho. Yo escribo, escribo, escribo y luego organizo el material, trato de darle una estructura, una trama en lo abstracto, un perfil de personajes… Que surja el texto como uno pueda crearlo, escucharlo, intentar descifrar lo que quiere decir, su sentido. Hay que volver al original, tener interés en la palabra, que tenga razón de ser, que sea transmisible.

"Sin embargo, también el propio texto crea su propia estructura, pero hay que esconder el proceso, tener la suficiente habilidad para ocultarlo, que no sea visible. Que el lector piense que ha sido escrito de una manera sencilla, que tenga la sensación de que al autor le costó el mismo trabajo y tiempo que a él leerlo. Sí, en el caso de esta novela intenté crear una especie de ramo de flores. Tuve que dejar en lo evidente lo irónico, por darle un toque final al libro, por redondearlo, y corrí el riesgo de hacer evidente la obviedad".

De esta novela, el crítico literario Christopher Domínguez Michael ha señalado: "‘Flores', con sus 35 breves capítulos, aspira a ser un álbum botánico de una floresta basada en la mutilación o el exceso… Una prosa de sinuosa precisión. Una obra decisiva".

Mario Bellatin nos recibió en las instalaciones de Casa Refugio Citlaltépetl, sede de la Escuela Dinámica de Escritores. "Desde los ocho años empecé a escribir, desde siempre escribí. Escribir es una actividad rara, abstracta, ambigua, de muchas horas… Hay que tener certeza, sostener un proyecto narrativo. El posible éxito no me causa nada, lo único sería publicar o tener lectores; el asunto es seguir escribiendo. La escritura como un ejercicio vital, tratar de darle un sentido para lograr que exista.

"Me interesan varias vertientes; me interesa muchísimo el cine, soy un fanático, una de mis películas preferidas es ‘Stalker', de Andrei Tarkovski; cada vez me gustan más las películas orientales, la plástica, las artes visuales; he leído muchos libros orientales, eso hace que muchos piensen que tengo una predilección por la literatura.

"Por otro lado, respecto de la formación de escritores, en la escuela no aprenden a serlo, no en la manera tradicional. Simplemente es un espacio donde se ahorra tiempo mediante una serie de experiencias cuyo fin primordial es compartir, pasar por una serie de experiencias que de otra manera sería difícil de obtener, para que el prospecto descubra por sí mismo si puede serlo, pues si no se da, poco importa que tenga 50 cursos".

Mario nos explicó que el curso tiene una duración de dos años, con dos sesiones semanales, de dos horas cada una, y participan 60 creadores de primer orden, entre los que se encuentran Federico Álvarez, Rosa Beltrán, Jorge Volpi, José Emilio Pacheco, Fabienne Bradú, Juan Arturo Brennan, Federico Campbell, Elsa Cross, Adriana Díaz Enciso, Guillermo Fadanelli, Ana García Bergua, Luis Mario Moncada, Ignacio Padilla, Eduardo Antonio Parra, entre otros.

La Escuela Dinámica de Escritores se localiza en Citlaltépetl número 25, colonia Hipódromo Condesa. Para más informes puede visitar su página web: www.escueladinamicadeescritores.com o llamar al teléfono 55 53 17 10, de la ciudad de México.

Finalmente, Mario Bellatin nos comentó que concluyó otra novela: "Lecciones para una liebre muerta", basada en parte en"Happening", del artista alemán Joseph Beuys. Asimismo, su obra reunida aparecerá en Alfaguara.

El escritor

Mario Bellatin es autor de las novelas cortas "Mujeres de sal", "Efecto invernadero", "Canon perpetuo", "Salón de belleza", "Damas chinas", "Poeta ciego", "El jardín de la señora Murakami", "Shiki Nagaoka: una nariz de ficción", "Flores", "La escuela del dolor humano de Sechuán", "Jacobo el mutante" y "Perros héroes". "Poeta ciego" y "Salón de belleza" se han traducido al francés y al alemán. Asimismo, "Salón de belleza" fue nominada al Premio Médicis a la mejor novela extranjera editada en Francia en el año 2000. En 2001, Bellatin ganó el Premio Xavier Villaurrutia con "Flores", y en 2002 obtuvo la beca Guggenheim. En 2000 fundó la Escuela Dinámica de Escritores, que constituye una forma novedosa de aproximarse al hecho creativo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *