Home Toros y Deportes Castilla hizo historia en el 2004 al pegar su jonrón 300 y sumar 1,000 producidas en un mismo juego
Toros y Deportes - December 27, 2004

Castilla hizo historia en el 2004 al pegar su jonrón 300 y sumar 1,000 producidas en un mismo juego

Vinny Castilla terminó el
 2004 como líder de CP en
la Liga Nacional al sumar 131

La Opinión  

27 de diciembre de 2004.- El oaxaqueño Vinny Castilla regresó sólo un año a los Rockies de Colorado, para convertirse en la figura mexicana de la campaña 2004 de Grandes Ligas, además de establecerse como uno de los mejores latinos de todos los tiempos.

Castilla, quien en 2005 jugará para los Nacionales de Washington, terminó la temporada como líder de carreras producidas (131) de la Liga Nacional, además de que un mismo partido llegó a los 300 jonrones y 1,000 carreras producidas en su trayectoria.

El 13 de septiembre, en el parque Bank One, de Phoenix, Arizona, Castilla se convirtió en el duodécimo jugador latino en llegar a los 300 jonrones en las Mayores, y en el pelotero 104 en general en conseguirlo.

Esa misma noche, en que pegó dos jonrones y remolcó tres carreras, llegó a las 1,000 producidas en su carrera, cifra que sólo 20 latinos han alcanzado en todos los tiempos, y que sólo él como mexicano ha alcanzado.

Castilla consiguió este año convertirse en el jugador mexicano con más hits conectados en la historia (1,696) —pasó la marca de 1,619 de Jorge Orta el 7 de julio—, con más dobles (303) —rebasó los 287 de Aurelio Rodríguez el 10 de julio— y con más carreras anotadas (823), —superó las 733 de Orta el 14 de abril. Castilla también comanda a los mexicanos en jonrones y producidas.

Que debut

El jugador de cuadro Jorge Cantú llegó para quedarse en las Mayores, al debutar el 17 de julio con los Mantarrayas de Tampa Bay, y aunque sólo jugó 50 partidos, fue el único jugador del equipo —más de 170 turnos al bate— en batear arriba de .300.

Cantú, consiguió su primer hit el 18 de julio y logró terminar la campaña con porcentaje de .301, pegando 52 hits, de los cuales 23 fueron extrabases. Disparó 20 dobletes, un triple y dos jonrones, dando el primero de su carrera en el Yankee Stadium ante Orlando "Duque" Hernández el 6 de septiembre.

Se levantó

Después de que en los primeros 10 juegos bateó para .242, sin jonrones y sin carreras producidas, el sonorense Erubiel Durazo terminó como el mejor bateador y productor de los Atléticos de Oakland.

Durazo terminó con un promedio de bateo de .321, el quinto mejor de la Liga Americana, y con 88 anotaciones remolcadas, mientras que en el renglón de jonrones sumó 22, la cuarta mejor cifra del equipo.

Sale del rincón

El veracruzano Ricardo Rincón pulverizó par de marcas mexicanas en las Mayores, al convertirse en el pitcher con más partidos relevados y con más juegos lanzados.

Rincón superó el récord de 450 relevos establecido por Aurelio López el 16 de julio, cuando llegó a 451 al lanzar ante los Medias Blancas de Chicago. El 4 de agosto, en el Yankee Stadium, llegó a 460 partidos lanzados, para romper la cifra de 459 que tenía también López.

Rincón tiene ahora 485 partidos lanzados en las Mayores, todos ellos como relevo, lo cual lo mantiene a la cabeza de los mexicanos en todos los tiempos.

Baja Loaiza

Loaiza, quien la campaña de 2003 fue segundo en la votación del premio Cy Young de la Liga Americana, llegó a 1,000 ponches en su carrera el 26 de mayo, cuando abanicó al dominicano Alfonso Soriano, de los Rangers de Texas.

El 31 de julio es cambiado a los Yanquis de Nueva York, equipo con el cual logra un solitario triunfo —21 de septiembre—, suficiente para llegar a 100 en su carrera en las Mayores, y unirse a Fernando Valenzuela e Ismael Valdez como los únicos mexicanos en lograrlo.

El 13 de julio, en el estadio Minute Maid, de Houston, Loaiza se convirtió en el segundo pitcher mexicano en lanzar en dos Juegos de Estrellas consecutivos y tiró una entrada en blanco, para que el pitcheo mexicano siga sin permitir anotación en este evento en 13.2 innings.

Más triunfos

Los dos fueron utilizados por sus mánagers como relevistas, pero al retomar su lugar como abridores, Ismael Valdez y Rodrigo López terminaron la campaña como los mexicanos con más triunfos en la temporada con 14.

Valdez inició la temporada con los Padres de San Diego y fue cambiado a los Marlins de Florida el 31 de julio, equipo con el cual logró entrar a la historia como el decimonoveno pitcher latino en conseguir 100 triunfos en Grandes Ligas el 1 de septiembre.

López, por su parte, no sólo ganó 14 partidos, sino que se convirtió en el máximo ganador de los Orioles en la campaña, en el que mejor efectividad tuvo —lanzando más de 100 entradas— con 3.59. además de terminar segundo en ponches con 121.

Ponchador

El zurdo sinaloense Oliver Pérez, quien inició la campaña con 22 años antes de cumplir los 23 el 15 de agosto, se quedó a tres ponches de igualar la marca de más conseguidos en una temporada por un lanzador mexicano.

Pérez terminó la temporada con 239 ponches, al conseguir nueve en su última salida del año —3 de octubre ante Cincinnati—, para quedarse cerca de los 242 que consiguió Valenzuela en 1986 con los Dodgers de Los Angeles.

El sinaloense es el cuarto mexicano con más de 200 ponches en una temporada en las Mayores, después de Valenzuela, Teo Higuera y Loaiza. El zurdo fue el mejor pitcher de los Piratas de Pittsburgh en la campaña, al liderar al equipo en victorias (12), efectividad (2.98) y ponches (239).

Su efectividad fue la quinta mejor de la Liga Nacional —al lado del ganador del Cy Young, Roger Clemens— y la tercera mejor entre los latinos detrás del también ganador del Cy Young de la Americana, Johan Santana (2.61) y Carlos Zambrano (2.75). Sólo siete lanzadores de las Mayores tuvieron efectividad abajo de 3.00.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *