Home Toros y Deportes Inolvidable tarde de toros en la “Plaza México”
Toros y Deportes - November 29, 2004

Inolvidable tarde de toros en la “Plaza México”

Ortega se lució en el
tercio de banderillas

Notimex

Tres orejas y un rabo para Rafael Ortega y dos apéndices para el "Zotoluco"

Ciudad de México.- Domingo 28 de noviembre de 2004.-  El diestro tlaxcalteca Rafael Ortega resultó el triunfador del emotivo "mano a mano" que sostuvo hoy con el capitalino Eulalio López "El Zotoluco", al cortar tres orejas y un rabo, por dos apéndices de su alternante en la Plaza México.

Este "mano a mano" logró reunir a casi 30 mil aficionados que fueron testigos de una cuarta corrida de la Temporada Grande 2004-05 muy emotiva y llena de retos entre los dos diestros nacionales.

Para este "mano a mano" entre las dos máximas figuras taurinas del país en la actualidad, se lidió un encierro de la dehesa de Fernando de la Mora, que tuvo mucho peso y presencia, bravo y del que destacó el corrido en último lugar que mereció arrastre lento.

Rafael Ortega se enfrentó a "Rey David" de 578 kilos, sin embargo, el astado se rompió un pitón desde la cepa y tuvo que ser sustituido por otro del mismo hierro llamado "Andariego" de 508 kilos.

Con ese burel, el tlaxcalteca mostró su dominio en los tres tercios, en especial en la puesta de banderillas, las cuales fueron lúcidas y muy espectaculares. Sin embargo, con la muleta no pudo hacer mucho luego que el toro no ayudó al lucimiento.

Se entregó a la hora de matar y recibió una cornada en el muslo derecho que le evitó estar al 100 por ciento en su capacidad física. Salió con ovaciones.

Ortega lidió a su segundo, "Mar de nubes" de 520 kilos, con el que volvió a lucir en el segundo tercio, al poner dos pares de banderillas juntos, uno al "violín" y otro al "cuarteo" que levantó al público de sus asientos.

Después de una labor valiente a pesar de su cornada y de que el burel fue malo, Ortega despachó con espadazo caído y tras la petición se le dio una oreja, la cual fue después protestada por un sector del público, por lo que la lanzó al callejón y dio vuelta al ruedo.

Con el último de la tarde, el mejor del encierro de nombre "Fandango" de 516 kilos, Ortega logró una emotiva faena llena de detalles en los tres tercios, y previamente, se dio un "agarrón" entre los dos matadores al retarse en quites con el capote.

Después de varios pases con el capote de Rafael Ortega, salió "El Zotoluco" a dar la réplica y posteriormente regresó el pique a su rival en el ruedo, y cuando el tlaxcalteca lo invitó a poner banderillas, el capitalino pasó de largo e hizo caso omiso al duelo.

Ya con las banderillas Ortega volvió a destacar con tres pares muy lúcidos y espectaculares, mientras que con la muleta logró varias tandas por el lado derecho y en redondo que levantaron los gritos de "torero, torero".

Cuando se disponía a matar el público pidió el indulto del astado, sin embargo, el tlaxcalteca decidió ir por el triunfo absoluto y despachó de estoconazo hasta la empuñadura que fue suficiente para que le concedieran las dos orejas y el rabo número 117 que se ha cortado en la Plaza México.

Abrió la tarde "El Zotoluco" con "Cascabel" de 538 kilos, con el que logró una labor variada y decidida, en especial con la muleta, con la que logró un trasteo valiente y arriesgando el cuerpo como señuelo. Despachó de espadazo en todo lo alto y se llevó una oreja.

Con su segundo, "Caporal" de 485 kilos, "El Zotoluco" volvió a lucir con la muleta, ya que obligó a su rival a pasar por la franela, a pesar del escaso recorrido del burel.

Después de otra labor valiente y arriesgada, mató de espadazo trasero y se le premió con otra oreja, la cual tuvo que aventar al callejón tras algunas protestas, y dar la vuelta al ruedo triunfal sin el trofeo.

Con su último toro, "Saca chispas" de 550 kilos, "El Zotoluco" ya no pudo lucir como esperaba, ya que el burel no respondió, sin embargo, mostró valor y mucha decisión para tratar de hacer faena, lo que fue reconocido por el público. Despachó de dos espadazos, escuchó un aviso y se fue con ovaciones.

Al final de la corrida, los dos matadores mexicanos salieron en hombros y ratificaron los motivos por los cuales son considerados los mejores de la actualidad en el ambiente taurino del país.

Para el próximo domingo se anunció a los españoles Pedro Gutiérrez Moya "El Niño de la Capea" y a su hijo Pedro Gutiérrez Lorenzo "El Capea", quien confirmará su alternativa de manos de su famoso padre.

Estará también el aguascalentense Miguel Espinosa "Armillita Chico", quien se despedirá de la afición capitalina de la Plaza México, mientras que por delante saldrá el rejoneador potosino Rodrigo Santos, con toros de Teófilo Gómez.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *