Home Toros y Deportes Inolvidable despedida en LA para Jorge Campos y Romario
Toros y Deportes - November 11, 2004

Inolvidable despedida en LA para Jorge Campos y Romario

Campos y Romario recibieron
la calurosa recepción de unas
50 mil almas que se
dieron cita en el "Coliseo"

Notimex

LOS ANGELES, NOVIEMBRE 11 del 2004 - Jorge Campos y Romario de Souza calificaron como "inolvidable" el partido de despedida realizado el miércoles en el Coliseo de Los Angeles, con el encuentro entre las selecciones de México y Brasil.

"Este día ha quedado como algo muy especial en mi vida y he llorado como nunca. Lloré antes, durante, después y ahora mismo estoy llorando", expresó Romario, el goleador brasileño que pasó a ser la figura de la noche al anotar los dos goles de la victoria.

Campos se convirtió en el triunfador sentimental de la noche por ser el más festejado y aplaudido y quien hizo recordar sus mejores momentos en el Coliseo de Los Angeles, cuando pasó a ser hace seis años el primer jugador mexicano en la liga de futbol de EU (MLS).

"A mí me sorprendió y me emocionó la gente. Tenía tiempo que no lo veía y que no escuchaba a la afición como esta noche y más me impactó ver a una afición que aplaudió a dos equipos y a sus jugadores. Fue como si hubiera un solo equipo en la cancha", resumió.

Los jugadores que fueron despedidos ingresaron después que sus equipos habían pisado el césped del estadio. El primero en caminar desde los túneles de vestidores fue Romario, quien llegó después que un video mostró algunas de sus jugadas en pantalla gigante.

Acto seguido Campos entró y de igual forma se proyectaron en la pantalla algunas de sus atajadas, entre ellas algunas de las más importantes que permitieron a México en 1994 tener la que se considera la mejor actuación de una selección mexicana en un mundial.

Como un detalle especial la oncena brasileña, donde destacó la presencia de Bebeto, Taffarell, Dunca y Branco, este último con una prominente barriga cervecera y en homenaje a Romario, al recibirlo todos usaron una playera con el número 11, el número del goleador.

Los 11 jugadores de la selección mexicana se colocaron encima de las playeras verdes con el calendario azteca en el pecho que usaron en el mundial de Francia una chamarra con los colores rosa mexicano y azul brillante, que distinguieron al arquero acapulqueño.

En conferencia de prensa al término del partido, Romario declaró que fue un honor y un orgullo haber estado con esta gente tan linda, de compartir con los jugadores de aquel mundial y de ver que llegaron más de 50 mil personas al estadio.

"Estoy seguro que aunque los mexicanos no salieron con el triunfo, independientemente del resultado lo que mas valió la pena fue la fiesta y que todos salieron contentos y felices porque la celebración fue impresionante y muy bonita", enfatizó.

Romario dijo haberse estremecido por la respuesta del público, "que 90 por ciento eran mexicanos, pero me admiró mucho ver que a los brasileños los mexicanos nos quieren mucho, al igual que los brasileños a los mexicanos".

El goleador no quiso definir si éste fue el último partido que podría haber jugado en su carrera. "Ahora estoy desempleado, pero al término del año deberé decidir si aún continúo en activo y acepto que hay posibilidad de ser contratado por el Vasco da Gama de Brasil.

Cuando se le preguntó que cual podría ser la clave para tener éxito en el futbol, respondió "sólo quiero decir a aquellos que aman a este deporte que lo practiquen de corazón y hacerlo así los puede hacer llegar muy lejos".

Al mismo tiempo, Romario descartó que alguna de sus opciones pudieran ser el ir a jugar a México o a Estados Unidos para terminar su carrera.

"A México sólo iré a jugar futbol de playa, pero nadamás", indicó, al mismo tiempo que aceptó que no descarta en un futuro ser director técnico.

Por su parte, Campos expresó sentirse emocionado porque primero le habían comentado que vendrían unas 20 mil personas al estadio, "pero cuando me dijeron que fueron más de 50 mil lo disfruté, porque es grande tener este tipo de eventos", resaltó.

Cuestionado sobre la posición que más disfrutó, Campos respondió "Ahora que ya estoy retirado y que ya no hay problema de opinar siempre me dije que lo ideal fue cuando se me usó el primer tiempo como portero y el segundo como jugador, eso fue lo mejor".

Entre los jugadores mexicanos más destacados que no acudieron al homenaje a Campos fueron Claudio Suárez, quien sufrió una fractura de la nariz, y Hugo Sánchez, quien nunca respondió a la invitación pública que le hizo Campos para que participara en el evento.

Entrevistado por separado, el ex americanista Zague destacó que este homenaje fue merecido "porque fueron toda una época en el futbol de sus países y agradeció que la gente sepa valorarlos, ya que a pesar de que la mayoría estamos retirados, nos vinieron a ver.

Misael Espinoza, quien jugó para Chivas y Monterrey, comentó sentirse satifecho porque se cumplió el objetivo de entretener a la gente y lamentó que en la parte complementaria hayan perdido tantos balones que a la postre inclinaron la balanza para los brasileños.

Pero a pesar de todo eso, vimos la despedida de dos grandes jugadores que dejaron una gran escuela, que han destacado como estandartes en sus países y me parece muy merecidos los homenajes que se les hagan aquí y en otros países.

El potro Gutiérrez, quien jugó para Atlante y América y quien ahora es entrenador deportivo de la UPAEP, comentó que fue grato asistir a este partido que tenía como objetivo el compartir con Campos y lo mejor es que todos nos brindamos, resaltó.

Alberto García Aspe expresó que "lo más importante es que hayan disfrutado su partido de despedida y el resultado es lo que menos debe importar y más para México, que tuvo 11 cambios pero lo mejor es que se retiran dos grandes figuras del futbol internacional, apuntó.

El técnico de aquella selección, Miguel Mejía Barón, se mostró muy agradecido de ser invitado y el honor de estar aquí. El marcador sale sobrando y es un hecho agradable que todos los grandes jugadores puedan tener despedidas como éstas, señaló.

-¿Oiga y no es injusto que algunos directores técnicos no se retiren en grande como lo hacen los que son considerados grandes futbolistas?, se le preguntó.

-No lo creo, porque pienso que los técnicos no deben ser reconocidos y no es necesario porque el futbol lo hacen los jugadores y no los técnicos, aseveró.

Carlos Hermosillo, quien jugó para América, Chivas y Cruz Azul, indicó que fue un orgullo y una gran satisfacción estar en una fiesta tan especial con un estadio casi lleno. Disfruté lo poco o mucho que jugué y para mí fue algo indescriptible.

"Fue algo muy especial desde el llegar en avión y volver a concentrarse, volver a estar en una mesa, platicar con tus ex compañeros fue una carga de energía muy positiva, muy especial y te hace recordar cosas hermosas y otras chuscas.

El capitán Dunga, quien trabaja como asesor deportivo en Japón, expresó su beneplácito de haber participado en este encuentro y a nombre de sus compañeros dijo que "fue hermoso estar aquí porque volvimos a ver a los amigos de esa selección".

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *