Home Buenas Noticias Homenaje a Sergio Fernández en la UNAM
Buenas Noticias - September 2, 2004

Homenaje a Sergio Fernández en la UNAM

 

El maestro Sergio Fernández
no pierde la esperanza
de un México mejor

Por Gregorio Martínez Moctezuma
Corresponsal Azteca 21

Ciudad de México. 31 de agosto de 2004. "Sergio Fernández es un maestro con una profunda pasión creativa. Enseña en su escritura y crea en la formación de sus alumnos", afirmó Ambrosio Velasco Gómez, director de la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL) de la UNAM, en cuya aula magna se está llevando a cabo el homenaje que la Máxima Casa de Estudios del país dedica a uno de sus grandes maestros.

Añadió que su obra forma parte de la tradición humanista de esta dependencia universitaria. "Su labor docente y literaria recrean las aportaciones más significativas de la historia de la literatura universal. En su narración, escrita o dialógica, abre múltiples ventanas a la imaginación del lector, obligándole a reflexionar y revisar los propios puntos de vista. Una de las características de su palabra es la subversión", aseguró.

Por su parte, Juliana González, profesora emérita de la FFyL y miembro de la Junta de Gobierno de la UNAM, dijo que de pocas personas puede decirse que son hombres de letras como en este caso. "No hay una línea que separe a la persona de la literatura, y reto a cualquiera a que establezca ese límite", declaró.

Agregó que el maestro Fernández "Ha sido alma de esta Facultad a lo largo de cinco décadas, de los académicos más inspirados y serios, así como un modelo de enseñanza y escritor. Uno de los mejores conversadores; apabullante; se queda uno mudo ante su verbo, ironía, humor e infinita imaginación", puntualizó.

A su vez, Marisa Belausteguigoitia, directora del Programa Universitario de Estudios de Género (PUEG), se refirió al texto inédito, "Todo para los dioses". Dijo que dicho escrito "está formado por una serie de novelas cortas, donde el sexo, deseo, lo carnal convive con momentos estéticos, arquitectónicos y literarios; las tramas se suceden en escenarios distintos, todos casi en ruinas: Roma y Lisboa, por ejemplo".

Señaló que una de sus aportaciones mayores, uno de sus aciertos más marcados en esa obra, es que "convierte a los cuerpos y sujetos en objetos, con lo que indaga sobre la materialidad del deseo. Así nos libera de una culpa mojigata y nos cambia de sujetos de consumo a productos de consumación".

Alejandra Vigueras, secretaria académica del Instituto de Investigaciones Filológicas (IIFl), afirmó que esta instancia universitaria se sumó a este homenaje por varias razones, en especial porque la mayoría de los investigadores que laboran en ella "han sido alumnos de Sergio Fernández, y los que no han tenido esa oportunidad lo han leído o escuchado, por lo que han absorbido el conocimiento de este escritor, crítico literario y gran humanista".

Sergio Fernández, agradeció al auditorio, los alumnos y los trabajadores, y dijo que a nadie debe sorprender que confiese que vive permanentemente "a salto de mata, perplejo y triste en México, porque también tristemente nuestro país va para abajo y en su caída no parece detenerlo nadie".

El homenajeado afirmó que es obvio que nos rodea una especie de "cochambre enfermiza", pues varios son los problemas que nos asaltan en todo el territorio: la contaminación, el tráfico de drogas, los asesinos -sobre todo de mujeres-, los secuestradores, raptos de ancianos y niños, el exceso de automóviles, los menores de la calle, el servilismo hacia los yanquis, la ignorancia, la miseria, entre otros.

Hablar de esto y no de lo académico, advirtió, es porque en la UNAM, y más en la FFyL, se toca "el corazón de México", que pertenece a un país sumido "en una modorra de la cual no acaba de salir, inmerso en un rosario de enfermedades".

"No soy político, pero entiendo porque leo y puedo opinar, lo cual es obligatorio y la única forma, a mis años, de compromiso". Por eso señaló a los estudiantes que "entre ustedes o a partir de ustedes estará nuestra redención".

Finalmente, dijo que si aceptó este reconocimiento fue por su amor a la vocación, a su casa -que es la FFyL- y, en última instancia, porque fijar los ojos en un profesor es aprovecharnos y amarnos entre todos.

El homenaje fue organizado por la FFL, el IIFl y el PUEG, del 31 de agosto al 3 de septiembre e incluye mesas redondas, conferencias magistrales, exposición y lectura en atril. Entre los participantes en el homenaje se encuentran Eugenia Revueltas, Anamari Gomís, Hernán Lara Zavala, Beatriz Espejo, Ignacio Díaz Ruiz, Jorge Ruedas de la Serna, Vicente Quirarte, Carmen Galindo, Paciencia Ontañón, Juan Coronado, Arturo Souto, Alberto Paredes y otros destacados académicos e investigadores.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *